Andreina Texier : Una mujer que triunfa en el desafiante mundo de la chocolatería

En el ajetreo diario de su vida como odontóloga, madre de dos hijos; Ana Valentina y Tomás, y esposa de Alejandro, un día tomó la decisión de transformar su destino: se aventuró en el apasionante mundo de la chocolatería. Su elección fue aún más sorprendente, ya que lo hizo en medio de la compleja realidad de su país, Venezuela, marcada por desafíos políticos, sociales y económicos.

A pesar del amargo contexto que la rodeaba, se convirtió en  emprendedora para endulzar la vida de otros con sus creaciones, convirtiendo su negocio en un rayo de esperanza.

Hablamos de Andreina Texier, quien más que una emprendedora, es ejemplo de una extraordinaria mujer que ha ido consolidando su sueño al paso de los años. Con determinación y resiliencia, como ingredientes principales en su vida, ha preparado su propia historia de éxito que se ve reflejada en cada delicado y colorido bombón que sale de sus manos, con la marca que ha creado: Texier Chocolatier @texierchocolatier

Su historia, más que una narrativa de negocios; es un testimonio inspirador de cómo una mujer puede convertir su pasión en un emprendimiento floreciente, regalando a su familia y al mundo, no solo su deliciosa creación, sino también un legado: creer en sí misma como receta infalible para hacer de su visión una posibilidad de triunfo. 

Impulsada por la esperanza, la dedicación y el coraje, a pesar de  enfrentar desafíos, Texier se ha mantenido firme como emprendedora dentro del fascinante mundo del chocolate, una travesía que inició hace seis años.

Hoy, nos complace compartir la inspiradora historia de esta Visionaria, cuyo compromiso y valentía nos recuerda por qué celebramos a la mujer y sus logros.

«He sido afortunada al nacer mujer y adoro la sensibilidad, pasión, creatividad, intuición y empuje propios de nuestro género»

⇒ Los inicios

El chocolate sin duda es un placer, no sólo para el paladar sino también para el alma. Su sabor y textura es alabado en el mundo entero. Gracias al cacao, la base de su preparación, son múltiples los beneficios que proporciona a la salud su consumo. Sin olvidar que el chocolate simboliza la abundancia en algunas culturas, es aclamado en las fiestas, y ha sido el mejor aliado en innumerables historias de amor.

Por tantas razones, el chocolate no puede más que proporcionar  alegría.  Y es  esa misma emoción la que nos contagia Texier al hablar de cómo incursionó en el mundo de la chocolatería, «un complejo, pero muy interesante oficio por el que sentía curiosidad de aprender”, y  crear un negocio “que pudiese representar orgullo para mí y para mi familia».

Pero, ¿cómo fue el origen de su emprendimiento?

“Nace hace aproximadamente doce años. Estando en casa, un día sentí la curiosidad de reproducir mi bombón preferido que es el praliné de almendras y avellanas,  y para mi grata sorpresa, aunque no pude lograr el acabado perfecto, reproduje su sabor, lo que me llevó a pensar confeccionar mis propios bombones. Me pareció interesante el oficio, y comencé a documentarme para iniciar este viaje a través del cacao y del chocolate”, rememora Texier.

Pero no fue sino hasta hace seis años, que con este incentivo de continuar su viaje, Texier  dio los primeros pasos en su formación.  Comenzó un curso básico de bombonería belga de la mano del chocolatier Miguel Rodríguez, en La Praline. Luego hizo tres cursos  de colorimetría y de bombonería fina con Paula Herrera, “con ella aprendí trucos y técnicas que encaminarían mi trabajo hacia la bombonería artística”.

Seguidamente vino una nueva formación, esta vez  con el MOF Philippe Bertrand, Ganador del premio Meilleur Ouvrier de France (Mejor Artesano de Francia) en 1996, quien fue a Venezuela a dar unas clases magistrales de bombonería francesa, “con él aprendí a elaborar trufas con ron y rellenos clásicos, caramelo y untables”.

Pero el apetito de Texier por seguir formándose era voraz. Y comenzó el taller «Tecnología del Cacao al Chocolate», dirigido por el maestro chocolatero Arturo Somana, en la Fundación Cacao Macuare. “Allí conocí y aprendí el tratamiento post cosecha del cacao, sobre los tipos de cacao, cómo se procesa, cómo se fermenta, cómo se seca, cómo se almacena y se distribuye,  y también cómo se hace chocolate ´bean to bar´.” 

Más adelante, Texier realizó un curso “Art and Chocolat” dictado por el el chocolatier Vladislav Panchenko, que le permitió  profundizar aún más en colorimetría,  aprendió la técnica de la aerografía y algunos rellenos exóticos, para luego pasar a la escuela de Cacao de Origen, donde funciona un laboratorio que transforma granos en barras de chocolate, donde obtuvo nuevos conocimientos de la mano de  María Fernanda di Gia­cobbe, empresaria, cocinera, artista y activista, galardonada con el primer Basque Culinary World Prize,  “allí aprendí a hacer chocolate bean to bar”.

Pero para esta jovial e inquieta emprendedora, no solo la formación es importante al momento de emprender, también considera imprescindible mantenerse actualizada, y lo ha hecho año tras año, “a través de una red mundial de chocolaretos que intercambian experiencias. Así puedo conocer las tendencias que hay en Italia, Francia, Inglaterra, Argentina,  y en muchas partes del mundo, para estar al tanto de nuevas técnicas, nuevos rellenos”.

Al principio, Texier elaboró sus primeros bombones, “llenos de tropiezos técnicos, pero muy ricos y aplaudidos por mis primeros comensales: mi familia”.

⇒La pasión por emprender 

Tras su formación y años de práctica, Texier se sintió preparada para emprender  “en este interesante  y vasto mundo de la bombonería”. Sin embargo, estaba consciente que asumir un emprendimiento conlleva una gran responsabilidad y compromiso. 

“Realizar un oficio totalmente distinto a la profesión que inicialmente elegiste y que pensaste que era a lo que te ibas a dedicar toda tu vida, y decidir emprender, es asumir un gran riesgo (…)”. 

“Como emprendedora descubrí mi capacidad de resiliencia, adaptación y versatilidad,  que son al fin y al cabo cualidades de todo ser humano, pero es el optimismo la energía fundamental para iniciar con buen pie un negocio, cualquiera que sea”,  dice con convicción.

Y añade que “emprender significa “la reorganización de tu esquema de vida, implica tiempo, esfuerzo físico, mental y financiero. El sentido de la responsabilidad y compromiso se eleva exponencialmente”.

⇒ El bombón que hace la diferencia 

Explica Texier que cada emprendedor en el área de la chocolatería inicia con el propósito de transformar los derivados del cacao en barras o bombones para su comercialización, sin embargo, resalta que durante el proceso de formación, surgen ideas que en el futuro le diferenciarán de los demás chocolateros.

Y esa diferencia se ve reflejada en los productos de Texier Chocolatier,  emprendimiento que se distingue por utilizar el arte como concepto. “El tiempo y la práctica superó mis propias expectativas y me llevó a crear mi propio estilo, siendo el brillo y el color los elementos más característicos”.

El color, añade Texier,  siempre ha sido inspirador y conmovedor para sí misma, “desde que tengo uso de razón, no solo lo encuentro en las personas, las flores y el paisaje sino en la música. El color como estímulo para generar sensaciones, sentimientos. Simplemente ha sido como un regalo de Dios que haya encontrado precisamente en mi oficio el camino para expresarme y comunicarme con mi entorno”.

Otro de los aspectos que cuida en su emprendimiento, “es el esmero en ofrecer piezas artísticas elaboradas con minuciosidad, cuidando siempre la selección de los mejores ingredientes que ofrece el mercado. Todo esto para provocar en el cliente una experiencia sensorial inolvidable”, resalta.

Para Texier el cacao ancestral es un fruto mágico con el que hizo un nexo espiritual. “El que se dedica a trabajar con cacao entiende que tiene un universo por descubrir. Cacao no es solamente chocolate, es un camino que emprendes para aprender a conocerte, saber de lo que eres capaz y, si lo trabajas bien, desde el área que elegiste, puedes obtener resultados extraordinarios”, asegura.

“De este vasto universo elegí el camino de la bombonería artística, que significa para mí, no solo parte de mi sustento económico, sino la mejor manera de expresar mis mejores intenciones”, destaca.

Explica Texier que básicamente sus bombones son realizados bajo la técnica belga de distintos sabores: parchita, naranja, café, toffe, maní, almendras, avellanas, nueces, dulce de leche, brownie, trufas. Su paleta de ingredientes es bastante amplia, incluye además «chocolate amargo, de leche y en menor cantidad, blanco, nuestra sarrapia y café, y dulce de leche». Y ya se ha introducido en la tabletería.

“Para las coquillas de los bombones utilizo chocolate, elaborado por mí y por los mejores chocolateros venezolanos. Para rellenarlos trato de utilizar nuestros frutas cítricas que siempre han sido muy gustosas y por supuesto ganaches, licor, caramelos y gianduias”.

Actualmente la venta de los bombones con la marca Texier Chocolatier se limita a Venezuela. Sin embargo, no descarta que en un futuro próximo su emprendimiento crezca y pueda exportar tabletas Bean to Bar y bombones a distintos mercados del mundo.

Para finalizar, Texier le rinde tributo a aquellas mujeres que además de tener familia, se han atrevido a darle un giro a su vida para encontrar aquello que les apasiona.

He sido afortunada al nacer mujer y adoro la sensibilidad, pasión, creatividad, intuición y empuje propios de nuestro género. Ser mujer hoy día y con todo el terreno que hemos ganado después de tantos años de lucha, se presenta entonces como un lienzo en blanco, como un gran terreno fértil que requiere, no solo las ganas de seguir avanzando para construir, sino también otras responsabilidades, sacrificios y riesgos que antes no considerábamos”.

“De este vasto universo elegí el camino de la bombonería artística, que significa para mí, no solo parte de mi sustento económico, sino la mejor manera de expresar mis mejores intenciones”

Andreina Texier con María Fernanda Di Giacobbe, directora de la escuela cacao de origen, formadora de chocolater@s en todo el país y embajadora del cacao venezolano en el mundo.

Para quienes deseen emprender en chocolatería, Texier les deja algunas sugerencias: 

⇒ Comienza a explorar y a nutrirte a través de videos, lecturas y actividades que impliquen el contacto con el cacao y el chocolate;  como visitas a plantaciones, catas, conversatorios, etc. 

⇒ Si este mundo nuevo logra capturar genuinamente tu interés, debes iniciar cursos para tener contacto directo con el cacao y aprender a manipular el chocolate (cursos de post cosecha, bombonería, tabletería, trufas, etc).

⇒ Lo que te llevará al éxito y a la perfección de este oficio, serán la  práctica constante y el  enfoque en el área que elegiste. 

 

Periodista con amplia trayectoria como coordinadora editorial, reportera y corresponsal en diferentes medios de comunicación social y revistas gremiales venezolanas. Certificada como Community Manager, Marketing de Contenidos y Copywritter, en Madrid. Redactora de artículos especializados en temas de salud y bienestar integral. Creadora de Doitbien, emprendimiento dedicado a educar a través de la información. Ha trabajado para algunas marcas personales en España y EEUU, ayudándoles en sus comunicaciones digitales.

Más Salud, Más Bienestar

Mi misión con este espacio es educar sobre temas relacionados a la salud y el bienestar integral, a quienes buscan sentirse bien, y ofrecerles técnicas y estrategias de especialistas tanto de la medicina tradicional como de la alternativa, que les ayuden a mejorar física, mental y espiritualmente. Dar a conocer testimonios de personas que han superado grandes dificultades, cuya experiencia podría inspirar a comenzar una transformación de sus vidas.

 

Trastornos de la Conducta Alimentaria: una lucha física y mental

Trastornos de la Conducta Alimentaria: una lucha física y mental

Para muchas personas, la comida no es simplemente una cuestión de nutrición, sino un verdadero desafío emocional. La relación con la comida, puede convertirse en un verdadero problema para quienes pasan sus días ideando formas de perder peso para alcanzar un estándar...

No hay un solo camino para volverse inversora

Para Susana García-Robles no hay un solo camino para volverse inversora y lo dice desde su propia experiencia. Su trabajo comenzó con las non-profits, fundaciones que promovían el liderazgo de niñas, adolescentes y mujeres, participando en temas de desarrollo y...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ Sobre tratamiento de datos de los comentarios

RESPONSABLE TRATAMIENTO: VISIONARIAS, S.C.

FINALIDAD:  Publicar el comentario en relación a la noticia.

LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado.

CESIONES: No se prevén cesiones, excepto por obligación legal o requerimiento judicial.

DERECHOS: Acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación, portabilidad, revocación del consentimiento. Si considera que el tratamiento de sus datos no se ajusta a la normativa, puede acudir a la Autoridad de Control (www.aepd.es).

INFORMACIÓN ADICIONAL: política de privacidad