Cuidar una piel sensible, una inversión en salud

En el constante diálogo que mantenemos con nuestra piel, a menudo nos encontramos con señales que nos indican que algo no está del todo bien. ¿Rojeces, tirantez, descamación o ese sutil calor incómodo? Estas son las señales de una piel sensible que, lejos de ser ignoradas, merecen una atención especial para evitar derivar en condiciones más severas como la couperosis o la temida rosácea. Por ello, cuidar una piel sensible es una inversión en salud.

⇒Desentrañando la piel sensible

La piel sensible no discrimina, puede presentarse en cualquier tipo de piel, aunque es más frecuente en aquellas finas y claras. Su fragilidad capilar la convierte en una tela delicada, especialmente propensa a las inclemencias ambientales como los cambios bruscos de temperatura, el viento, el sol y la contaminación.

El enrojecimiento natural puede ser pasajero, pero si se descuida, puede convertirse en un problema persistente, evolucionando hacia condiciones más complejas.

⇒Características únicas

La piel sensible es como una poesía única, con versos que narran sus particularidades distintivas:

Deshidratación: La capa córnea, poco cohesionada, se convierte en una puerta abierta a la pérdida de agua transepidérmica, dejando la piel deshidratada.

Reactividad y bajo umbral de tolerancia: Esta piel reacciona de manera más intensa ante estímulos comunes, mostrando una tolerancia reducida en comparación con otros tipos de piel.

Capilares dilatados: Estos capilares, cuando se expanden, desatan rojeces difusas o persistentes que, si no se abordan adecuadamente, pueden evolucionar hacia couperosis o incluso rosácea.

Microimperfecciones: Poros dilatados, discromías y otras pequeñas imperfecciones danzan en la superficie de la piel sensible.

Disconfort: Picores, tirantez, quemazón y, en casos más intensos, prurito, crean una sinfonía de molestias.

    «El enrojecimiento natural puede ser pasajero, pero si se descuida, puede convertirse en un problema persistente, evolucionando hacia condiciones más complejas»

    Piel Sensible, Dermatitis, Couperosis y Rosácea

    Piel Sensible versus Dermatitis: Ambas comparten la reactividad y deshidratación, pero la dermatitis a menudo está relacionada con alergias específicas, mientras que la piel sensible puede ser una respuesta a diversos estímulos.

    Piel Sensible versus Couperosis: La couperosis es una etapa avanzada de la piel sensible, con capilares dilatados persistentes. La prevención y el tratamiento adecuado pueden evitar la transición de piel sensible a couperosis.

    Piel Sensible versus Rosácea: La rosácea es una afección crónica más intensa, con enrojecimiento persistente y, en algunos casos, deformación del tejido. La piel sensible es el punto de partida, y un cuidado adecuado puede prevenir la evolución a la rosácea.

    vitamina c

    Cuidar una piel sensible, una inversión en salud

    Dentro de las corrientes actuales en una cosmética que busca, más que nunca, la afinidad con la piel y una apuesta no solo por la naturalidad sino también por el medio ambiente, debemos tener en cuenta dos tendencias que actúan en sinergia en la búsqueda de una piel hidratada, calmada y protegida:

    Neurocosmética:  En este viaje de cuidado, entra en escena la neurocosmética, la magia donde las emociones y la piel entrelazan sus caminos. La piel, como un órgano receptor de sensaciones, responde a estímulos constantes del entorno y su conexión con el cerebro puede desencadenar alteraciones cutáneas. La neurocosmética explora esta conexión íntima, formulando productos con activos que provocan la secreción de endorfinas u otras sustancias para mejorar el bienestar cutáneo.

    La Revolución de la Clean Beauty: Cada elemento cuenta en la fórmula del cuidado para piel sensible. El clean beauty se convierte en la esencia, eliminando lo superfluo y asegurando que cada ingrediente tenga una afinidad amigable con la piel, incluso las más intolerantes. Incluso los emulsionantes tienen una función activa, derivados de ceras vegetales se convierten en héroes antiinflamatorios, calmantes, hidratantes y antioxidantes, formando parte de una sinfonía armoniosa para la piel.

    Cuidado diario

    Consejos para el cuidado diario de la piel sensible

    Cosmética específica: Emplea productos diseñados específicamente para tu tipo de piel. Consulta con un especialista en el cuidado de la piel para resolver tus dudas.

    Limpieza suave: Opta por limpiadores suaves, en textura crema. Este primer paso en tu ritual diario proporcionará calma desde el principio.

    Evita los exfoliantes mecánicos: Los exfoliantes que generan fricción pueden aumentar la deshidratación y dejar la piel más vulnerable a las agresiones externas.

    Hidratación adecuada: Utiliza una crema facial diseñada específicamente para pieles sensibles, que ayude a mantener tu piel hidratada, calmada y protegida.

    Utiliza protección solar diaria: La protección solar es esencial así como evitar el exceso de exposición solar.

    Cuida tu alimentación: Reduce alimentos picantes e irritantes como la guindilla.

    Evita el alcohol y el tabaco: ya que pueden afectar a la circulación sanguínea favoreciendo la aparición de rojeces. sanguínea.

      La inversión en la salud de tu piel

      Desde Innixi te ofrezco los tratamientos Pura Calma y Pura Calma Oncológico si estás atravesando un proceso de cáncer. 

      El cuidado adecuado de la piel sensible va más allá de la estética, es una inversión en la salud de tu piel.

      Resuelve todas las dudas que puedas tener en www.innixi.es donde te atenderé para que comiences este viaje hacia una piel radiante y sana.

      ¡Porque una piel cuidada es una piel feliz!

      Esteticista dedicada a la imagen personal desde hace más de 20 años, ha sido formadora de grandes casas cosméticas españolas Realizó los estudios de estética debido a su pasión por la belleza; sin embargo, con el paso de los años y la experiencia, se dio cuenta de que no hay nada más bello que el bienestar físico y mental buscando una filosofía 360º para trabajar la imagen desde el interior.

      En 2017 decidió especializarse en Estética Oncológica realizando el Curso Superior de Estética Oncológica que ofrecía la Asociación Española de Estética Oncológica a través de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. En marzo de 2022 realizó un amplio reciclaje de la mano del Oncology Institute of Aesthetic en Barcelona.

      Actualmente se encuentra al frente de su proyecto más personal: Innixi, tu espacio personal. Un centro de belleza especializado en oncología que abrió sus puertas en Sevilla para ayudar a mejorar la autoestima y calidad de vida de los enfermos de cáncer a través del poder terapéutico de la imagen personal.

      Más información aquí: www.innixi.es

      La estética como terapia para devolver la sonrisa

      Sonreír es una de las respuestas instintivas que nos caracteriza como humanos y, de manera habitual, la expresión más notoria de la alegría y la felicidad. Nos aporta muchos y variados beneficios tanto desde un punto de vista físico, psicológico y también social....

      leer más

      0 comentarios

      Enviar un comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      + Sobre tratamiento de datos de los comentarios

      RESPONSABLE TRATAMIENTO: VISIONARIAS, S.C.

      FINALIDAD:  Publicar el comentario en relación a la noticia.

      LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado.

      CESIONES: No se prevén cesiones, excepto por obligación legal o requerimiento judicial.

      DERECHOS: Acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación, portabilidad, revocación del consentimiento. Si considera que el tratamiento de sus datos no se ajusta a la normativa, puede acudir a la Autoridad de Control (www.aepd.es).

      INFORMACIÓN ADICIONAL: política de privacidad