El machismo es dañino para la salud

Viajaba con mi marido en un vuelo comercial cuando de pronto vimos unos ceniceros en cada asiento del avión. ¿Los recuerdan? Además de persignarnos por volar en un aparato tan antiguo como la presencia que el mencionado adminículo revelaba, recordamos los días en que fumar en un espacio cerrado era la cosa más normal del mundo por allá por los años 80. Lo mismo fumábamos en el salón de clases de la universidad, en autobuses, que en el cuarto donde dormían los niños.

Como gran avance en la lucha contra el tabaquismo, se demarcaron espacios para fumadores (las últimas filas del avión, por ejemplo) pero luego se empezó a hablar del fumador pasivo y sus derechos y se prohibió hacerlo incluso en los aeropuertos, con no pocas resistencias de buena parte de la población. Pero funcionó, aun en contra del enorme lobby de las poderosas tabacaleras ante políticos de todo el mundo. Hoy en día es casi impensable que alguna vez hubiera gente fumando en los aviones, incluso en vuelos de nueve horas o más.

Pensar en esto me da esperanzas, sobre todo porque es prueba fáctica de que el marketing social funciona. Si dejamos de fumar como chimeneas en todas partes, gracias a la efectiva presión de las campañas de educación pública, creo que igual se pueden aplicar esas estrategias para que el machismo, como la brutal pandemia que es, desaparezca de la faz de la tierra en menos de una generación.

«Se ha comprobado que el machismo es dañino para la salud”. Ojalá quedase ese mensaje instalado en la conciencia de todo el mundo y la próxima generación se asombre de que la misoginia y el patriarcado existieron alguna vez…«

susana reina te empoderarás con<br />
dolor

¿Qué factores fueron claves para el éxito de aquellas campañas antitabaco que pudiésemos tomar como lecciones y aplicarlas en nuestra lucha anti machista? Aquí algunas:

* Envío de un mensaje claro y contundente sobre los efectos nocivos de la conducta a eliminar, respaldado por datos estadísticos, científicos y comprobables.

* Apoyo del más alto nivel de gobierno y de los legisladores para regular e intervenir con sanciones que se cumplan de verdad a quien infrinja las normas y obstaculicen los derechos de las mujeres.

* Educación desde los niveles más básicos de enseñanza para que la conducta machista se entienda como anómala e indeseable y no sea vista como algo natural o parte del paisaje social. Identificar y señalar las causas, síntomas, manifestaciones y al mismo tiempo dar opciones de conducta más adaptadas a una vida sana en la que se respeten los derechos de todas y todos.

* Concurso creativo de muchas entidades para diseñar mensajes de alto impacto que cambien creencias y actitudes e instalen en la mente conductas contrarias a la que se quiere desplazar.

* Campañas masivas permanentes y continuas de información transmitidas por todos los medios de comunicación posibles para que el mensaje llegue con intensidad y amplia cobertura. Televisión, radio, prensa, internet, redes sociales, cine, carteles publicitarios, folletos, afiches, vallas, material publicitario, medios electrónicos de comunicación, todos los canales posibles. Que nadie se quede sin saber.

* Participación y compromiso por las organizaciones de la comunidad, como instituciones educativas, religiosas, científicas, políticas y civiles. Un gran acuerdo y pacto global que promueva el cambio deseado.

El objetivo es crear conciencia pública sobre los riesgos que significan para la salud y la vida de todos, mujeres y hombres, y no seguir viviendo como si la violencia machista y los privilegios masculinos fueran algo normal e incuestionable. Por eso me da esperanzas ver a tantas personas y medios de comunicación social cada vez más sensibilizados sobre la discriminación por género e incidiendo en los decisores y formuladores de políticas públicas para que esta realidad cambie.

Si bien es cierto que aún hay gente que fuma, la verdad es que se tienen que apartar para hacerlo, reciben enorme presión de sus familiares o seres queridos para abandonar el hábito y muchos recurren a cursos o especialistas para tratar adicciones porque entienden que tienen un problema. Igual podremos lograrlo con quienes defienden y reproducen el machismo. Que les quede claro, a ellos y a todos, que ese no es el modelo de vida que queremos para nadie.

Quizás a alguien le parezca que comparar los daños del tabaquismo con los del machismo no sea razonable, pero probablemente quien así piense no está considerando todas las dimensiones de este flagelo, que no sólo espera a que seamos adolescentes para afectarnos, sino que desde la más temprana infancia ya causa víctimas, pérdidas, daños.

“Se ha comprobado que el machismo es dañino para la salud”. Ojalá quedase ese mensaje instalado en la conciencia de todo el mundo y la próxima generación se asombre de que la misoginia y el patriarcado existieron alguna vez, como nos asombramos hoy al recordar que no hace ni cuarenta años fumar en un avión lleno de gente fuese posible.

 

Susana Reina es Psicóloga y Feminista venezolana. Directora Fundadora de Feminismoinc y Presidenta de la Alianza Venezolana Empresarial por el Liderazgo de las Mujeres (AVEM). Vicepresidenta de Desarrollo Corporativo del Grupo Multinacional de Seguros. Socia fundadora de FemData México.

Master en Gerencia de Empresas y Mercadeo. Especialista en Políticas Públicas con enfoque de género. Coach Ontológico Empresarial.

Columnista de Efecto Cocuyo.

Susana Reina es Consultora Visionaria. Visita su espacio haciendo click aquí ⇒⇒

Susana Reina: «No hay mujer líder que no se atreva»

Susana Reina es feminista venezolana, Psicóloga con Máster en Administración de Empresas y Mercadeo. Coach Ontológico Empresarial. Fundadora de Feminismoinc y FemData Consultoría. Actual Vicepresidenta de Desarrollo Corporativo del Grupo Multinacional de Seguros en...

leer más

Sí, soy feminista

Decir “soy feminista” pareciera ser una declaración de alto riesgo. Es como un aviso de guerra que destapa todos los imaginarios, paradigmas y arquetipos más recalcitrantes que yacen en la mentalidad de quienes ni viven la marginación ni ven la discriminación de...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ Sobre tratamiento de datos de los comentarios

RESPONSABLE TRATAMIENTO: VISIONARIAS, S.C.

FINALIDAD:  Publicar el comentario en relación a la noticia.

LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado.

CESIONES: No se prevén cesiones, excepto por obligación legal o requerimiento judicial.

DERECHOS: Acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación, portabilidad, revocación del consentimiento. Si considera que el tratamiento de sus datos no se ajusta a la normativa, puede acudir a la Autoridad de Control (www.aepd.es).

INFORMACIÓN ADICIONAL: política de privacidad