Preguntas que tienen mucho sentido evaluar y calificar…¿Es bueno ser feliz? ¿Es malo?

Para mí es emocionante la habilidad y facilidad que tenemos como seres humanos para evaluar y/o calificar las situaciones de la vida, y esta destreza hace parte de nuestra capacidad cognitiva y de juicio. También debemos conocer, que esta habilidad la hemos desarrollado a lo largo de la evolución y es muy importante porque nos ha ayudado a entender y comprender el mundo que nos rodea, poder tomar decisiones con mayor claridad y seguridad, y adaptarnos a nuestro entorno y a la vida misma. Justo en este instante se me ocurriría decir “hasta aquí todo va muy bien”. Un elemento que tal vez solo es parte del desarrollo humano y no es necesario determinar si va bien o no.

Los seres humanos en general tenemos la tendencia a evaluar y calificar casi todas las circunstancias o situaciones como parte de nuestra interacción con el entorno y la interacción con la vida misma. Y digo «en general» porque no existe un porcentaje preciso ni científicamente comprobado, al ser una acción tan subjetiva y que varía mucho según aspectos específicos de la persona que está evaluando o calificando.

Vamos a revisar un poco las razones por las que tenemos la tendencia a evaluar y calificar en nuestro día a día:

Una de las principales razones es por la necesidad de supervivencia y adaptación, ya que de esta forma podemos rápidamente identificar peligros, oportunidades, recursos y las amenazas de nuestro entorno. También nos puede servir como un mapa de ruta para ir por el camino de la moral y de la ética y estar en el camino nuevamente de la calificación, de lo correcto o de lo incorrecto. Evaluar y calificar, es además una de las principales formas para establecer estándares de calidad y rendimiento y es la forma más eficaz de la Comunicación para expresar nuestras preferencias y valores, y de esta manera, determinar lo que vale y lo importante que es.

Y aquí de nuevo pienso: “Sí, esto es claro”; es decir, mi cerebro ya ha realizado su propia calificación para darle paso al punto que para mí es de los más relevantes al momento de la evaluación y calificación, y es la toma de decisiones, que es muy oportuno al momento de tomar una sola opción, poder analizar los pros y los contras y priorizar las decisiones por aquellas que más se acercan a lo que cada uno considera su estándar de satisfacción, realización, felicidad con aquella decisión.

«Las circunstancias y los hechos son eso, eventos que pasaron y tal cual sucedieron, son. Entonces, la propuesta es, la próxima vez, si estas resistiéndote, revisa si solo es aceptar que hay cosas que tienen que pasar o pasan, así, sin calificar».

Es importante saber, que también existen otros factores (aquí diríamos negativos para reforzar el concepto y la necesidad constante de calificación), que al estar evaluando y calificando tienen a no ser objetivos y llevarnos a polarizarnos para determinar que una situación o persona es buena o es mala, sin tener en cuenta la gama de grises que existen entre el blanco y el negro, generando así división y falta de comprensión entre nosotros mismos.

Por otra parte, la evaluación y la calificación nos llevan rápidamente a generar sesgos y construir juicios a priori, teniendo en cuenta que también están encasillados en las experiencias, creencias, emociones, valores individuales, que nos pueden llevar a estereotipos y prejuicios que impactan por una parte las relaciones con otros, y por otra la relación con nosotros mismos, dañándonos la autoestima, la autoimagen por autocritica excesiva.

Entonces, muchas situaciones son eso, situaciones de la vida que son y pasan tal cual son. La propuesta es que la próxima vez ante cualquier evento, te preguntes ¿Aquí hay algo que calificar?

Las circunstancias y los hechos son eso, eventos que pasaron y, tal cual sucedieron, son; entonces la propuesta es, la próxima vez, si estas resistiéndote, revisa si solo es aceptar que hay cosas que tienen que pasar, o pasan, así, sin calificar.

Si en este instante que me lees tienes alguna evaluación o calificación, entonces sí, preguntante ¿vale la pena? Y por las dudas, aprender de las experiencias siempre vale la pena. Quedarte en el «estuvo bien», «estuvo mal», «fue justo», «fue injusto», «fue o no fue», solo te quitará energía, te quitará paz interior, y te afectará el Balance & Bienestar de tu vida.

Lo que te aseguro, es que estas preguntas sí valen la pena calificar y juzgar:

¿Es bueno ser feliz? Tú decídelo.

Ten en cuenta que es parte importante de la experiencia humana y contribuye profundamente a tu bienestar.

¿Es malo ser feliz?   Tú decídelo.

Y aunque es inusual la pregunta, cobra sentido hacerla, cuando nos sentimos felices, e incluso en ese momento lo calificamos buscando un aspecto negativo en ser y estar feliz.

Juzgarlo te permite llegar al autoconocimiento y evaluar tu vida, tomar decisiones de lo que quieres para ti, tomar medidas para mejora la calidad de vida con tu bienestar emocional y mental, alinear tu vida con lo que es importante, establecer metas y objetivos y tomar medidas para mantener o recuperar tu felicidad cuando tu así lo decidas.

Lo que sí te puedo asegurar, es que ¡Juzgar tu felicidad, sí te lleva a una vida más satisfactoria y significativa!

Y al mejor estilo de la canción. “Hoy te invito a ser feliz” de Germán Barceló Feat Lili Goodman, te propongo que no hablemos de las cosas del pasado porque terminan siendo para calificar las decisiones, y mejor transformemos los recuerdos…¡Hoy te invito a ser feliz, vamos a cumplir los sueños!. 

♥ Calificación y juicios a los demás. Si necesitas aceptar al otro tal como es, con sus defectos y su forma de ser, comenzando un proceso de compresión y aceptación: Esencia Floral de Bach HAYA.

♥ Calificación y Juicio a ti mismo. Si necesitas la perfección contigo mismo y con tu vida, soltar ataduras mentales y mermar a la autoexigencia para comenzar a fluir y liberarte: Esencia Floral de Bach AGUA DE ROCA.

Soy Vicky Navia, arquitecta, coach, terapeuta e instructora de Mindfulness y Heal Your Life. Buzo Certificado, creadora de Inmersión “Sumérgete en lo profundo de tu SER”. Soy #Victoriaparalosvalientes

Acompaño a aquell@s valientes que desean una TRANSFORMACIÓN en la planificación, diseño y construcción de su vida personal y profesional, que están dispuest@s a asumir la responsabilidad de sus vidas, a generar consciencia y conocimiento y a vibrar en la energía que requieren cimentar. Junt@s,  superamos los desafíos de tu proyecto de vida, con el objetivo de edificar Balance & Bienestar y habitar estados de Amor & Felicidad.

Vicky Navia es Consultora Visionaria. Visita su espacio haciendo click aquí ⇒⇒

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ Sobre tratamiento de datos de los comentarios

RESPONSABLE TRATAMIENTO: VISIONARIAS, S.C.

FINALIDAD:  Publicar el comentario en relación a la noticia.

LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado.

CESIONES: No se prevén cesiones, excepto por obligación legal o requerimiento judicial.

DERECHOS: Acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación, portabilidad, revocación del consentimiento. Si considera que el tratamiento de sus datos no se ajusta a la normativa, puede acudir a la Autoridad de Control (www.aepd.es).

INFORMACIÓN ADICIONAL: política de privacidad