Esa mejor mujer…

En esta segunda columna de Las mujeres que somos quiero hacer un homenaje a todas las mujeres y para ello le narraré de esa mejor mujer: mi hija, por qué denominé este artículo de esa manera y cómo cada una de ustedes se sentirán identificadas… pues son también esas mejores mujeres.

Desde que comencé a incomodarme, desde una mirada retrospectiva a mi esencia, de manera amorosa, emprendí la tarea de redefinir lo que es ser mujer; si a ello le sumo la historia de nuestras conquistadoras y también la de mi vecina o la que vende jugos cerca de casa, entendí que cada una desde nuestra integridad, somos esas mejores mujeres. Tal revelación me emocionó, lo que me llevó a reticular, ¿de tantas mujeres, sería esa mejor, la que conjugara y permeara la particularidad de la mujer, de la cual todas nos veamos reflejadas?

Y me dije, si somos todas, esas mejores mujeres ¿quién hace a María Alejandra mejor mujer? Y sin dudarlo es mi hija, María Teresa. Con solo 22 me renueva y me permite trabajar para ser mejor. El motivo de que sea ella, es porque aprendí a verme en otra mujer, y sé que cada una, al terminar de leer esta narrativa, sabrá quién es esa mejor mujer y espero que se lo digan a sí mismas pues debemos aprender a elogiarnos, a elogiar a las otras.

«La vi y desde siempre supe que era parte de mí«

Desde el momento que logré concebir a María Teresa, después de diversas pérdidas que me mantenían en una tristeza profunda, mi vida comenzó a volver  a tener colores que creí perdidos, y si bien  esos nueve meses  estuve  muy asustada para disfrutar la maternidad ante los hechos anteriores, la llegada  de María Teresa fue mi mejor regalo y me enamoré de ella. Es que María Teresa me enseñó, y aún lo sigue haciendo, las dimensiones del amor y cómo el amor duele,  lo cual, sin duda, me hace más humana.

La vi y desde siempre supe que era parte de mí,  que conquistaría el mundo a su manera, y no me equivoqué, pues todos los días me guía para vivir feliz, que ya de por sí es un acto de valentía, que sentir con pasión te hace saber que vibras y que insistir por lo que quieres es la mejor forma de recordar a quienes dieron la vida en luchar por nuestros derechos.

Su ímpetu, coraje y audacia le definen y me recuerdan cada instante que debo emularla para lograr la congruencia del ser, hacer sentir. Sí, ella es equilibrio aun en sus angustias. Su inteligencia espiritual la hace única, la sensibilidad de ver cómo se sienten los demás, la hacen grande…una mujer grande que escucha y acompaña, y esa empatía por los otros es de imitar. Cuando la vi llorar siendo pequeña al leer el Diario de Ana Frank y me dijo “no puedo ser indiferente al sufrimiento de otros”, entendí que esa es la verdadera solidaridad, estremecerse por las vivencias de otros y no ser indiferente a ello; de ello aprendí y lo sigo haciendo. Somos esas mejores mujeres, cuando la sororidad y solidaridad dejan de ser palabras para ser acciones.

Es fiel a sí misma y eso siempre me sorprende, me regaña cuando no estoy pendiente de una amiga y me dice “cultiva”. Es capaz de llorar por otros sin pena, supo defender su postura de estudiar lo que amaba y siendo muy pequeña, con valentía de una guerrera, decidió seguir sus sueños y se independizó; sí, esa mejor mujer que puso en práctica no depender económicamente de otros.

Decir cuando de niña te hiciste mujer, resulta opaco para tu vivir pues con los defectos y virtudes, tu determinación y tu integridad te permiten ser ejemplo para otros y para ti, y claro está, para mí, esa mejor mujer, la María Teresa que abraza con su hablar, la escritora, la hija, la amiga, la nieta, la esposa y ya casi mamá.

Esa mejor mujer, la futura mamá, que anheló que mi nieta tenga la dicha que tengo yo de tener la mejor hija y que tú María Teresa logres verte en ella, formando a esa mejor mujer. Ser mamá es un milagro y también una decisión de vida, tu decisión que me hace sentir orgullosa pues sé que posees el amor, y la dedicación para cuidar, amar y respetar a Isabel. Cuando se vean cara a cara …. nunca lo olvidarás, es como dos generaciones que se entrecruzan, se reconocen y dan sentido al amar

María Teresa, esa mejor mujer, mi hija y mejor amiga. Deseo que atrapes esa conexión única con Isa e inicies con ella esa aventura que tú y yo tenemos, de confidentes, amigas, mujeres, y ahí estaré yo… viéndolas, emocionada porque Isabel será parte de esta manada.

 

Que le inspires amor, ternura y nobleza, que le digas que no todo es rosado o azul, que aún con negro se puede reír, que desde tí asimilé cómo defender los derechos de la mujer, como yo expliqué hace mucho y así, que pueda plantarse ante los retos con valentía y con fe. Que alcances con Isa lo que tu logras en mí, tu esplendidez, y capacidad de amar completamente que me infunden a ser esa mejor mujer

Eres mi ejemplo de amor, de bondad y de nobleza. Estoy agradecida por tenerte como hija, por ser testigo de tu crecimiento y desarrollo como persona, y por aprender de ti cada día.

Hace mucho tiempo me dedico a la defensa de los derechos de la mujer, pero he de revelar a mis lectoras, que me descubrí como Mujer con mi hija, entendí que es válido tener miedo, ser apasionada, vehemente, comprendí que no puedo ayudar a otras si no me amo a mi misma, que los defectos no nos hace malas y menos aún, no responder a los estereotipos

 Que ser auténticas es un acto de valentía y que solo vislumbrando que aun cuando cada mujer es única, el ser mejores se logra junto con las otras mujeres, dejando a lado nuestro ego, y emociónanos al ver otra mujer, su luz, el brillo, y ello permite respirar con alivio, tomarle de la mano y decir, vamos juntas, pues juntas somos esas mejores mujeres 

 Gracias María Teresa por ser esa mejor mujer

María Alejandra tiene una experiencia de 25 años en la Administración de Justicia de Venezuela como Juez, Defensora Pública de Responsabilidad Penal del Adolescente y Fiscal Nacional y Regional (Legitimación de capitales y Delitos financieros, Anti-Extorsión y Secuestro, Drogas, Violencia de Genero, Fase intermedia y juicio y Corrupción) y por tres años Directora de Postgrado de la Universidad Yacambu (Venezuela) Área Académica.

Docente de pre y postgrado desde hace 24 años en universidades nacionales y docente invitada de la Universidad de las Palmas de la Gran Canaria (España) en un programa formativo de género.

Conferencista y articulista nacional e internacional, articulista, miembro invitado de LEXCRIM (España), miembro invitado de Universitas y Catedra Jorge Rosell, miembro activo de Académica Multijurídica, Miembro del Consejo Consultivo de la Revista LEXITUM.

Es defensora de los Derechos de la Mujer. Consultora en el área penal de Destilerías Unidas (Empresa Trasnacional). Asesora externa de la Universidad Yacambú. Abogada Feminista y cofundadora de Cata Jurídica con Tacones
Vicepresidenta del Capitulo Venezuela del Colegio Internacional de Estudios Jurídicos de Excelencia Ejecutiva / CIDEJ. PH en Gerencia Transcompleja.

Las mujeres que somos

Esta columna es un espacio donde contaré historias de mujeres: unas veces me iré a la historia, otras las narro y otras las entrevisto. Historias de mujeres reales, las mujeres que somos, lo que hacemos y hacia dónde vamos. 

María Alejandra Mancebo es Consultora Visionaria. Visita su espacio haciendo click aquí ⇒⇒

El amor como esencia de la mujer

El amor como esencia de la mujer

Estar con ustedes, este mes en mi a columna “las mujeres que somos” es todavía un sueño, pero, sobre todo, como les dije, una necesidad de hacer visibles temas de una manera sentida y que muchas personas se unan, pues tod@s somos parte de esa Mujer, nuestras mujeres...

La Lucha de Génesis: Separación forzosa de una madre y su hija

La Lucha de Génesis: Separación forzosa de una madre y su hija

"Nunca debes subestimarte ni sobreestimarte, simplemente debes ser tú misma" BeyoncéMis queridas lectoras de Voces Visionarias, doy continuidad a la historia de Génesis, que siendo un caso real se hace uso de un nombre ficticio que representa el renacer, para proteger...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ Sobre tratamiento de datos de los comentarios

RESPONSABLE TRATAMIENTO: VISIONARIAS, S.C.

FINALIDAD:  Publicar el comentario en relación a la noticia.

LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado.

CESIONES: No se prevén cesiones, excepto por obligación legal o requerimiento judicial.

DERECHOS: Acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación, portabilidad, revocación del consentimiento. Si considera que el tratamiento de sus datos no se ajusta a la normativa, puede acudir a la Autoridad de Control (www.aepd.es).

INFORMACIÓN ADICIONAL: política de privacidad