Guía sobre la depresión: Síntomas, tipos y estrategias para la recuperación

La depresión merece nuestra atención y acción. Va más allá de una simple tristeza pasajera. Este trastorno del estado de ánimo puede infiltrarse en cada aspecto de nuestra vida, afectando nuestros pensamientos, decisiones y comportamientos. ¿Conoces a alqguein que se haya sentido así?

La depresión no distingue: puede afectar a personas de todas las edades, géneros, razas, status económicos, culturas y niveles educativos. Es por eso que en nuestra columna «Más Salud, Más Bienestar» abordamos este importante tema que impacta a miles de personas en todo el mundo, con el objetivo de crear conciencia y ofrecer apoyo a quienes lo necesiten.

Los profesionales de la salud mental recalcan que la depresión es una enfermedad real, no una señal de debilidad personal ni una falta de voluntad. Se cree que factores biológicos, genéticos, psicológicos y ambientales contribuyen a su desarrollo. Por lo tanto, es fundamental abordarla de manera integral, incluyendo tratamiento médico, terapia psicológica y apoyo emocional.

«La depresión es un desafío que trasciende la mera tristeza», comenta la Psicóloga Josefina Blanco Baldó. «Es crucial entender que esta enfermedad va más allá de pasar unos días bajos de ánimo», subraya la experta.

Aunque todos experimentamos tristeza o desánimo en ciertos momentos, estos sentimientos suelen desvanecerse con el tiempo. Sin embargo, la depresión, también conocida como «depresión clínica», es diferente.

La depresión es mucho más que una simple tristeza pasajera. Es un trastorno del estado de ánimo que afecta profundamente la forma en que una persona piensa, siente y se comporta. 

Según los profesionales de la salud mental, la depresión es una afección compleja que puede manifestarse de diversas maneras y que impacta significativamente la calidad de vida de quienes la experimentan.

Aunque a menudo esta enfermedad  puede desencadenarse por eventos estresantes o traumáticos en la vida de una persona, también puede surgir sin una causa aparente.

Según explica el National Institute of Mental Health (NIMH), “la depresión puede ocasionar síntomas graves que afectan cómo se siente, piensa y realiza actividades diarias como dormir, comer o trabajar”.

Resalta además que la investigación sugiere que los factores genéticos, biológicos, ambientales y psicológicos desempeñan un papel importante en la depresión. 

Por su parte, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) describe la depresión como una enfermedad común pero grave que interfiere con la vida diaria, incluyendo la capacidad para trabajar, dormir, estudiar, comer y disfrutar de la vida. 

“Aunque algunos tipos de depresión pueden ser hereditarios, también puede afectar a personas sin antecedentes familiares de la enfermedad. Además, no todas las personas con depresión experimentan los mismos síntomas, y la gravedad, frecuencia y duración de los síntomas pueden variar según la persona y la enfermedad en particular”, añade la OPS .

La depresión es mucho más que una simple tristeza pasajera. Es un trastorno del estado de ánimo que afecta profundamente la forma en que una persona piensa, siente y se comporta». 

Explorando los diferentes tipos de depresión

Según el National Institute of Mental Health (NIMH), existen diversos tipos de depresión, y menciona a dos de los más comunes:

  • Depresión Mayor: Este tipo de depresión implica experimentar síntomas depresivos la mayoría del tiempo durante al menos dos semanas consecutivas. Estos síntomas pueden interferir significativamente con la capacidad para llevar a cabo actividades diarias como trabajar, dormir, estudiar y comer.

  • Trastorno Depresivo Persistente (Distimia): La distimia se caracteriza por síntomas depresivos menos graves pero persistentes, que pueden durar mucho más tiempo, generalmente al menos durante dos años.

Además de estos, el NIMH identifica otras formas de depresión, entre las que se incluyen:

  • Depresión Perinatal: Este tipo de depresión afecta a mujeres durante el embarazo o después del parto, también conocida como depresión posparto.

  • Trastorno Afectivo Estacional: Este trastorno se presenta y desaparece con las estaciones del año, generalmente comenzando a finales del otoño o principios del invierno y desapareciendo en la primavera y el verano.

  • Depresión con Síntomas de Psicosis: Se trata de una forma grave de depresión en la que la persona también presenta síntomas de psicosis, como delirios o alucinaciones.

El NIMH también señala que las personas diagnosticadas con trastorno bipolar (anteriormente conocido como depresión maníaca o enfermedad maníaco-depresiva) también experimentan episodios de depresión.

Descubriendo los síntomas de la depresión

La depresión se manifiesta de diferentes formas y puede afectar a cada individuo de manera única. Desde una perspectiva clínica, se caracteriza por una combinación de síntomas que incluyen, pero no se limitan a:

  • Sentimientos persistentes de tristeza, ansiedad o «vacío».

  • Pérdida de interés o placer en actividades que antes se disfrutaban.

  • Dificultades para conciliar el sueño o dormir en exceso.

  • Fatiga, disminución de energía o sensación de lentitud.

  • Sentimientos de inutilidad, culpa, pesimismo, impotencia o desesperanza sin motivo aparente.

  • Cambios en el apetito o peso no planeados.

  • Ansiedad.

  • Indecisión.

  • Sentimientos de irritabilidad, frustración o intranquilidad.

  • Pérdida de interés o placer en actividades y pasatiempos.

  • Fatiga, disminución de energía o sensación de lentitud.

  • Dificultades para concentrarse, recordar o tomar decisiones.

  • Dolores físicos persistentes sin causa aparente.

  • Pensamientos recurrente de autolesión o suicidio.

      La importancia de buscar ayuda

      La psicóloga Josefina Blanco Baldó destaca que, si bien los medicamentos pueden formar parte del tratamiento en situaciones críticas, el apoyo psicológico ha demostrado ser extraordinariamente efectivo. Según la experta, «nadie debería enfrentar la depresión en soledad». Y subraya la vital importancia de abordar esta enfermedad.

      La OPS enfatiza que la depresión no es un signo de debilidad y puede tratarse mediante terapia o intervención psicológica, medicación antidepresiva o una combinación de ambos enfoques.

      Según el National Institute of Mental Health (NIMH), el tratamiento de la depresión generalmente implica medicamentos, psicoterapia o una combinación de ambos. Si estos tratamientos no alivian los síntomas, se puede considerar la terapia de estimulación cerebral. En casos leves, el tratamiento puede comenzar sólo con psicoterapia y, si persisten los síntomas, se pueden agregar medicamentos. Para casos moderados o graves, muchos profesionales de la salud mental recomiendan una combinación de medicamentos y terapia al inicio del tratamiento.

      Sin embargo, destaca que la elección del plan de tratamiento adecuado “debe basarse en las necesidades y la situación de salud de cada persona, bajo la supervisión de un proveedor de atención médica”.

      Recomendaciones para combatir la depresión

      La psicóloga Josefina ofrece estos consejos prácticos:

      • Muévete físicamente: Evita pasar la mayor parte del tiempo en la cama.

      • Mantén contacto con seres queridos: La conexión humana es vital.

      • Establece una rutina de sueño regular: Acuéstate y levántate a la misma hora todos los días.

      • Reconoce los pensamientos negativos: Sé consciente de cómo influyen en tu estado de ánimo.

      • Evita la automedicación: Consulta a un profesional antes de tomar cualquier medicamento.

      Además, otros consejos respaldados por expertos en psicología son los siguientes:

      • Practica la atención plena: Dedica unos minutos al día a la meditación o ejercicios de respiración para cultivar la calma interior.

      • Establece una rutina diaria: La estructura puede ser tu mejor aliada contra la depresión.

      • Haz ejercicio regularmente: Incluso una caminata diaria puede mejorar tu estado de ánimo.

      • Cultiva relaciones sociales: Mantén vínculos saludables con amigos, familiares y grupos de apoyo.

      • Busca ayuda profesional: La terapia cognitivo-conductual puede ser efectiva para superar la depresión.

      • Practica la «autopatía»: Cultiva la compasión hacia ti mismo en lugar de castigarte.

      • Convierte la gratitud en tu superpoder: Encuentra algo por lo que estar agradecido cada día, incluso en los momentos difíciles.

      • Abraza tu imperfección: Acepta tus errores y fallas como parte del viaje humano.

      • Haz del autocuidado una prioridad: Dedica tiempo a cuidar tu cuerpo, mente y espíritu.

      • Encuentra tu tribu: Rodéate de personas positivas que te apoyen y te inspiren.

      La depresión es una condición seria que requiere atención y tratamiento apropiados. Reconocer sus síntomas, buscar ayuda profesional y brindar apoyo a quienes la sufren son pasos fundamentales para enfrentar esta enfermedad y recuperar el bienestar emocional.

      Sabemos que la depresión puede ser una batalla difícil de librar, pero nunca estás solo en este camino. Hay recursos, apoyo y esperanza disponibles para ti. Recuerda que tu bienestar es una prioridad.

      Periodista con amplia trayectoria como coordinadora editorial, reportera y corresponsal en diferentes medios de comunicación social y revistas gremiales venezolanas. Certificada como Community Manager, Marketing de Contenidos y Copywritter, en Madrid. Redactora de artículos especializados en temas de salud y bienestar integral. Creadora de Doitbien, emprendimiento dedicado a educar a través de la información. Ha trabajado para algunas marcas personales en España y EEUU, ayudándoles en sus comunicaciones digitales.

      Más Salud, Más Bienestar

      Mi misión con este espacio es educar sobre temas relacionados a la salud y el bienestar integral, a quienes buscan sentirse bien, y ofrecerles técnicas y estrategias de especialistas tanto de la medicina tradicional como de la alternativa, que les ayuden a mejorar física, mental y espiritualmente. Dar a conocer testimonios de personas que han superado grandes dificultades, cuya experiencia podría inspirar a comenzar una transformación de sus vidas.

       

      Trastornos de la Conducta Alimentaria: una lucha física y mental

      Trastornos de la Conducta Alimentaria: una lucha física y mental

      Para muchas personas, la comida no es simplemente una cuestión de nutrición, sino un verdadero desafío emocional. La relación con la comida, puede convertirse en un verdadero problema para quienes pasan sus días ideando formas de perder peso para alcanzar un estándar...

      ¿Cómo empiezo de cero a  los 60?

      No sabía por dónde empezar. Miraba a su alrededor y, por primera vez en su vida, no sabía qué hacer. Tenía 61 años. Se había separado hacía uno de su marido. Había ejercido como PR, Directora de Comunicación, Directora de Protocolo, Directora de Relaciones...

      leer más

      Industria 4.0: La fábrica del futuro

      Seguro que alguna vez has oído hablar de la industria 4.0 ¿Pero sabes a que se refiere? Imagina una fábrica donde las máquinas se comunican entre sí, los robots trabajan codo a codo con humanos y los productos se fabrican de forma personalizada para cada cliente. Esto...

      leer más

      0 comentarios

      Enviar un comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      + Sobre tratamiento de datos de los comentarios

      RESPONSABLE TRATAMIENTO: VISIONARIAS, S.C.

      FINALIDAD:  Publicar el comentario en relación a la noticia.

      LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado.

      CESIONES: No se prevén cesiones, excepto por obligación legal o requerimiento judicial.

      DERECHOS: Acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación, portabilidad, revocación del consentimiento. Si considera que el tratamiento de sus datos no se ajusta a la normativa, puede acudir a la Autoridad de Control (www.aepd.es).

      INFORMACIÓN ADICIONAL: política de privacidad