Desde el amor al rol de líder de la mujer: una necesidad empresarial   

«

«No esperes que llegue un líder; hazlo tú mismo, persona a persona. Sé fiel a las cosas pequeñas, pues en ellas reside tu fuerza»

Madre Teresa de Calcuta

En este mes de marzo me gustaría destacar una de las muchas facetas de las mujeres, como es el liderazgo desde el amor, un accionar que sin duda nos distingue partiendo de la capacidad que poseemos de auto conocernos y lograr desde la esencia visibilizar nuestra marca. Marca personal que no solo es marketing, va más allá, es producto del desarrollo personal, que desde hace mucho tiempo las mujeres lo trabajamos y es sin duda un valor agregado en una organización

Develado lo anterior, es preciso inferir que mucho se habla del liderazgo o características del líder; ahora bien, en esta narrativa me gustaría honrar a todas esas mujeres que lideran una organización y cómo su presencia impacta la toma de decisiones.

Sí impacta de una manera asertiva y amorosa, dado que hace mucho hemos comprendido que nuestra naturaleza, es legado de muchas mujeres. Con un ánimo de ilustrar, todas tenemos un poco de Juana de Arco, cuya fuerza interior ayudó a la conquista de un hombre, un reinado.

Cuantas de nosotras en cada organización logramos, solo con escucharnos con atención, el sentir de los demás colaboradores y un cambio en el clima organizacional.  También tenemos un poco de Indira Gandhi que luchó por la igualdad de  género en una sociedad que se erigía ante la robustez del patriarcado. Lucha de cada día. Las mujeres asumimos nuevos retos ante la existencia de estereotipos que pretenden definirnos.

O de Ángela Merkel, que sin estar o sí de acuerdo con su postura, no podemos olvidar la fuerza que irradia en su dicción, cómo afrontaba los problemas y los convertía en soluciones, lo cual   cada una posee ante la capacidad de resiliencia  que  nos hace pretender  que se nos conozca en el mundo corporativo por quienes somos y por la  forma de enfrentar los obstáculos.

Son muchas, somos todas, pues hace tiempo comprendimos que juntas somos más, más humanas, más compañeras, más solidarias … MUJERES

 

«Hemos durado tanto tiempo siendo invisibles, escribiendo con seudónimos, llorando muertes de luchadoras y sintiendo pesar por la violencia, que el escenario nos preparó para ser líderes desde el amor….”

Mujeres, que somos líderes, donde lo emocional y racional en equilibrio, nos destaca, sumado a la resilencia, comunicación asertiva y entender que la inclusión es la vía. Ello lo hemos aprendido de nuestras luchas y conquistas que nos han enseñado el valor del respeto por nosotras y el colectivo.

Sin duda, el pasado, el presente y el futuro se permean de tal manera que sin saberlo inspiramos y ahora trabajamos en ello, a razón que las organizaciones nos vean como talento humano capaz de unir y enfrentar los cambios y la incertidumbre.

Las mujeres, nacemos con una capacidad interna de fortaleza que el mismo sexo nos otorga. Enfrentar cambios de niña a mujer, los ciclos menstruales, la menopausia, deben ser vistos no como obstáculos de nuestra esencia sino cómo la naturaleza nos otorga la capacidad de vivir con ellos y así nos permite decirnos a nosotras mismas que PODEMOS.

«La fuerza no proviene de la capacidad física sino de la voluntad indomable«

Indira Gandhi

No queremos dejar de ser Mujeres; todo lo contrario, el serlo garantiza a la organización, la persona que puede regentar la diversidad, la inclusión y la equidad, sin sesgos. Ello debido a que la vida nos ha enseñado cómo duele, destruye los estereotipos y el tener que desafiarlos día a día, otorga un valor agregado a la empresa pues el miedo a esas creencias nos hace más fuertes.

Ser mujer líder en un ámbito cooperativo, siempre será ganancia dado que estamos cómodas con reinventarnos y así las tomas de decisiones serán más asertivas con nuestra visión que es única, con mirada trasversal. Nuestra postura es para el éxito de la empresa y sus colaboradores.

Lo antes descrito, permite dejar a un lado esas falacias que enquistan el patriarcado y el machismo y que muchos aun lo creen y no permiten visibilizar a la mujer en su rol de líder, pero desde Visionarias  elevamos la voz para resaltar que somos  tan  competentes  como los hombres. No los excluimos, trabajamos a su lado; por lo tanto, nuestra emocionalidad  debe ser vista con la capacidad  que poseemos de una cosmovisión que aporta a la organizaciones el sentido humanista no antropocéntrico, lo cual será rentable  a la empresa para no dejarse desplazar por la Inteligencia Artificial, sino hacer de ésta, una herramienta que sume al capital  humano.

Incluso, esa falsa creencia que vende la masculinidad, de que no sabemos trabajar en equipo, es todo lo contrario … y es así de enfático, pues nuestra conquista, nuestros espacios nos han enseñado a entender e internalizar que juntos somos más… y que la solidaridad es el arma para ser visibles y la emplearemos para que la empresa crezca en reputación y en las finanzas.

Hemos durado tanto tiempo siendo invisibles, escribiendo con seudónimos, llorando muertes de luchadoras y sintiendo pesar por la violencia, que el escenario nos preparó para ser líderes desde el amor.

Lo arriba referido nos permite realzar que el liderazgo basado en el amor, que es nuestra marca, conquista a todos y los orienta  en un trazado donde se reconozcan los valores y que estos sean base para enfrentar los cambios.

Desde esta perspectiva, es prudente precisar que la Mujer es líder pues el desafío de desarrollar su rol integrador en otras personas, no trabaja por otro sino con otro, somos capaces de influir en las emociones de los demás, a través de la expresión de nuestros valores, con sinceridad e integridad, generando una influencia con dirección positiva.

Por lo tanto, sí somos Líderes y, con ello, un valor agregado a cualquier empresa, donde el sello es nuestra cabida a las dimensiones del amor, que mora y se despliega en lo íntimo del ser donde se logra integrar con los valores y principios, es una manera o una perspectiva que se tenga ante la vida y la función que se ejerza, sin dejar a un lado la vida personal; por lo tanto, para alcanzar la ansiada armonía.

De lo narrado entreveo, apropiándome del biólogo, filósofo y escritor chileno, Humberto Maturana, que el amor como emoción permite o nos lleva a la interrelación de los pares con placidez. Nos permite liderar desde y con amor, pues éste se funda en una coexistencia a la que la Mujeres logran acceder para distinguir lo bueno y lo malo, según el lugar o la situación, lo cual sin duda hace a la Mujer Líder.

María Alejandra Mancebo

Con experiencia en la Administración de Justicia por 25 años como Juez, Defensora Pública de Responsabilidad Penal del Adolescente y Fiscal Nacional y Regional (Legitimación de capitales y Delitos financieros, Anti-Extorsión y Secuestro, Drogas, Violencia de Genero, Fase intermedia y juicio y Corrupción) y por tres años Directora de Postgrado de la Universidad Yacambu
Área Académica.

Docente de pre y postgrado desde hace 24 años en Universidades Nacionales. Conferencista Nacional e Internacional, Articulista nacional e internacional, miembro invitado de LEXCRIM (España), miembro invitado de Unversitas y Catedra Jorge Rosell, miembro activo de Académica Multijurídica Miembro del Consejo Consultivo de la Revista LEXITUM e integrante y una de las creadoras de Cata Jurídica con tacones con la Dra. Esther Alfonzo Rivera. Articulista y Conferencista Nacional e Internacional

Actualmente
Defensora de los Derechos de la Mujer
Consultora en el área penal de Destilerías Unidas (Empresa Trasnacional)
Asesora externa de la Universidad Yacambú
Feminista y cofundadora de Cata Jurídica con Tacones
Miembro de Capitulo Venezuela del Colegio Internacional de Estudios Jurídicos de Excelencia Ejecutiva / CIDEJ

Mi mejor título ser Mamá

Esa mejor mujer…

En esta segunda columna de Las mujeres que somos quiero hacer un homenaje a todas las mujeres y para ello le narraré de esa mejor mujer: mi hija, por qué denominé este artículo de esa manera y cómo cada una de ustedes se sentirán identificadas... pues son también esas...

La verdad tras las sombras. El caso de Génesis

"Aceptar la Injusticia no es una Virtud, sino todo lo contrario" Cleóbulo De LindosLa historia de Génesis puede ser la de muchas. Ya ustedes han ido conociendo su día a día en esta faceta que la ha transformado, como les he contado en entregas pasadas y, es por ello,...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ Sobre tratamiento de datos de los comentarios

RESPONSABLE TRATAMIENTO: VISIONARIAS, S.C.

FINALIDAD:  Publicar el comentario en relación a la noticia.

LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado.

CESIONES: No se prevén cesiones, excepto por obligación legal o requerimiento judicial.

DERECHOS: Acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación, portabilidad, revocación del consentimiento. Si considera que el tratamiento de sus datos no se ajusta a la normativa, puede acudir a la Autoridad de Control (www.aepd.es).

INFORMACIÓN ADICIONAL: política de privacidad