Las Mujeres que somos

Estar con ustedes todos los meses en una columna, «Las Mujeres que somos» es un sueño y un compromiso. En ella, reflexionaremos sobre la esencia de la Mujer, quiénes somos y como el hombre forma parte también de nuestra historia. Sí mis querid@s lectores, se trata de temas relacionados a las mujeres y a los hombres en la anhelada equidad de género, al reconocernos.

Develado la intención, quisiera que conocieran un poco de mi persona en esta primera entrega. Les narro que ser Mujer es aceptarnos quienes somos y ello es reflejo de nuestras generaciones. Siendo así me presento ante ustedes. Mi nombre es María Alejandra Mancebo, y soy hija, mamá y abuela. Sin duda, soy parte de historia de cada una … entenderlo es una riqueza mayor dado que nos permite saber que no estamos solas, formamos parte de un legado.

Soy abogada con vocación de servicio y apasionada por lo justo y correcto, soy docente de pre y postgrado y mis estudiantes son huellas … de lo que soy y amo. Soy amiga de esas personas para quienes la lealtad es importante y trata de estar sin excusas. Soy mujer con virtudes y defectos, pero mujer que lucha por superarse y crecer.

María Alejandra no solo es eso, soy parte de esas  esas mujeres de la historia como Juana que se le tildó de loca ante la necesidad de ser invisibilizada por los hombres que deberían amarla; también como «Violeta»  de Isabel Allende  que narra su vida a su nieto sin sesgos y pasión. Me inspira Ana Frank, quien con su valentía y ante el dolor que vivía logró narrar la violaciones de derecho. Un ejemplo de lucha, así como Malala Yousafzai cuyas vivencias hacen llorar; no obstante, ello no la paralizó sino que la impulsó desde su ser, defender los derechos de la mujer. O como Virginia Woolf, cuya pluma queda grabada en los corazones de todos, representante del  modernismo literario del siglo XX.

«Ser Mujer, es ser lo que cada una quiere, apoyándose en otras y otros, aprendiendo de estos y no tener miedo a ser genuinas, con errores, desaciertos y virtudes.«

También la capacidad de transformase como Simone de Beauvoir que ante los acontecimientos de su vida no se conformó en ser víctima de los estereotipos, sino que decidió desde la escritura denunciar el dominio del patriarcado. O como como Ursula K. Le Guin que desde la magia de hechiceros y dragones destaca al hombre feminista eludiendo el machismo y ¿por qué no?,  Emma Watson, actriz británica y feminista que decidió asumir una postura feminista desde esa igualdad de género.

Ello me hace rememorar la reyerta de Diane Michelle, donde su manera de vivir, desafiaba al miedo y siempre trabajó por la mujer que quería ser, independiente. De igual manera  Minaa B. que, desde su existencia secuencial, se dedicó a trabajar por la salud mental de la mujer, su necesidad e importancia para que logremos ser lo que queremos; sin dejar a un lado a  Cristina Fallarás,  escritora española y activista por los derechos de la mujer que permea en su discurso la igualdad  y, menos, omitir a María Hesse quien ilustra a la mujeres desde la autenticidad, como somos,  con dolor, miedo, alegría…

Son muchas y son todas las mujeres que transversa mi vida. La Barbie que me recuerda que podemos ser lo que queramos, Mafalda que fiel a sus creencias cuestiona el mundo y nos lleva hacerlo con ella, Susanita, su amiga tan diferente y su complemento que devela que soñar con ser mamá es tan importante como ser escritora. O Marita que me enseñó con su dulzura que abraza la sororidad y la fuerza, Karoll cuya paz abraza mi dolor,  Esther que me acompaña en uno de mis sueños o David quien sin duda es feminista y es prototipo de lo humano, lo sensible y de nunca abandonar. Muchas y muchos que faltan por nombrar que me estimulan, me alienta, me hacen llorar y reír

Además, soy como esa mujer violentada en sus derechos que pese a los años de conquista de la violencia de género sigue presente, invisible. He sido víctima de violencia por defender los derechos de las mujeres y eso me acercó al dolor, al miedo y la penumbra que cambió mi forma de vivir y pensar. Nunca, quien ha sufrido de cerca o en primera persona la violencia – y más por defender los derechos de otras- queda igual; por ello, soy todas las mujeres siendo María Alejandra.

Al mismo tiempo soy la rectitud de mi papá, hombre feminista, quien me animó a ser, ser  abogada y me convirtiera en un Quijote con sueños e ideales y que buscara mi Sancho para que me aterrizara y conociera la dulzura de la amistad. Soy en igualdad, la fuerza, estabilidad que mi esposo brinda; soy la ingenuidad y los nervios de una madre que ama más que su vida a su hija; soy la mama de una hija que es mi mejor amiga, que su presencia me dice «debes continuar»; soy la abuela que espera con ansias poder conocer a su nieta, rezando porque tenga la fuerza amorosa de Mate.

Es que mis amad@s lectores, Ser MUJER, es ser lo que cada una quiere apoyándose en otras y otros, aprendiendo de estos y no tener miedo a ser genuinas, con errores, desaciertos y virtudes, siendo humanas y humanistas … aceptarnos y tener la valentía de cambiar, de crecer y seguir. Ser Mujer es eso y más, y María Alejandra quiere compartir cada mes Quiénes somos y hacia dónde vamos. Permear de manera compleja todos nuestros roles y facetas y ser esencia ….

María Alejandra tiene una experiencia de 25 años en la Administración de Justicia de Venezuela como Juez, Defensora Pública de Responsabilidad Penal del Adolescente y Fiscal Nacional y Regional (Legitimación de capitales y Delitos financieros, Anti-Extorsión y Secuestro, Drogas, Violencia de Genero, Fase intermedia y juicio y Corrupción) y por tres años Directora de Postgrado de la Universidad Yacambu (Venezuela) Área Académica.

Docente de pre y postgrado desde hace 24 años en universidades nacionales y docente invitada de la Universidad de las Palmas de la Gran Canaria (España) en un programa formativo de género.

Conferencista y articulista nacional e internacional, articulista, miembro invitado de LEXCRIM (España), miembro invitado de Universitas y Catedra Jorge Rosell, miembro activo de Académica Multijurídica, Miembro del Consejo Consultivo de la Revista LEXITUM.

Es defensora de los Derechos de la Mujer. Consultora en el área penal de Destilerías Unidas (Empresa Trasnacional). Asesora externa de la Universidad Yacambú. Abogada Feminista y cofundadora de Cata Jurídica con Tacones
Vicepresidenta del Capitulo Venezuela del Colegio Internacional de Estudios Jurídicos de Excelencia Ejecutiva / CIDEJ. PH en Gerencia Transcompleja.

Las mujeres que somos

Esta columna es un espacio donde contaré historias de mujeres: unas veces me iré a la historia, otras las narro y otras las entrevisto. Historias de mujeres reales, las mujeres que somos, lo que hacemos y hacia dónde vamos. 

María Alejandra Mancebo es Consultora Visionaria. Visita su espacio haciendo click aquí ⇒⇒

Esa mejor mujer…

Esa mejor mujer…

En esta segunda columna de Las mujeres que somos quiero hacer un homenaje a todas las mujeres y para ello le narraré de esa mejor mujer: mi hija, por qué denominé este artículo de esa manera y cómo cada una de ustedes se sentirán identificadas... pues son también esas...

La verdad tras las sombras. El caso de Génesis

La verdad tras las sombras. El caso de Génesis

"Aceptar la Injusticia no es una Virtud, sino todo lo contrario" Cleóbulo De LindosLa historia de Génesis puede ser la de muchas. Ya ustedes han ido conociendo su día a día en esta faceta que la ha transformado, como les he contado en entregas pasadas y, es por ello,...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ Sobre tratamiento de datos de los comentarios

RESPONSABLE TRATAMIENTO: VISIONARIAS, S.C.

FINALIDAD:  Publicar el comentario en relación a la noticia.

LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado.

CESIONES: No se prevén cesiones, excepto por obligación legal o requerimiento judicial.

DERECHOS: Acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación, portabilidad, revocación del consentimiento. Si considera que el tratamiento de sus datos no se ajusta a la normativa, puede acudir a la Autoridad de Control (www.aepd.es).

INFORMACIÓN ADICIONAL: política de privacidad