La Lucha de Génesis: Separación forzosa de una madre y su hija

«Nunca debes subestimarte ni sobreestimarte,
simplemente debes ser tú misma
«

Beyoncé

Mis queridas lectoras de Voces Visionarias, doy continuidad a la historia de Génesis, que siendo un caso real se hace uso de un nombre ficticio que representa el renacer, para proteger la identidad, esa que le ha sido robada. En este mes quiere compartir una vez más, su lucha ante la tristeza de no poder ver a su hija y nieta producto de la criminalización y victimización a la que se ha visto sometida en un proceso basado en mentiras emotivas que constituyen un fraude; sin embargo, de manera sin sentido, sigue anclada a él y viviendo a medias, maquillando su depresión, muchas veces sola y con una desolación que le hace dudar de su valentía.

Cuando una mujer ha sufrido una violación sistemática de sus derechos, donde el origen es la simulada criminalización, es poco para el día a día de Génesis, que debe suplicar por sus derechos y la respuesta es la desidia, el retardo procesal, la indolencia de un sistema que no se pronuncia. Bien pareciera una película; sin embargo, les insisto, es muy real como su dolor, que hoy sigue compartiendo con ustedes, pues es acá donde la sororidad y el humanismo deben estar presente; sí, presente de manera activa no con frases prefabricadas que excusan a sus verdugos, cuando todos saben que es una QUIMERA  

Entre su padecimiento, Génesis recuerda que este mes se celebra el día de las madres, y si bien la fecha debe ser todos los días, lo que representa, la quema, pues recuerda cuando su hija, de visita hace dos años, recibió ese nefasto vídeo que circuló por todas redes donde exponen a Génesis a una violencia mediática continuada y que fue la excusa, ese 7 de diciembre de hace dos años, para que sus custodios la golpearan, burlándose con el vídeo en la mano.

De ese acontecimiento, ella tiene secuelas. Además de una infección, tiene un órgano afectado por los golpes. Ese dolor físico es poco para el sufrimiento en su alma, ya que así como no recibe respuesta oportuna ante la mentira, no ha sido escuchada como víctima; peor, se burlan de ella de manera brutal: con la indolencia .

«Visionarias, el día que nos deje de importar el sufrimiento de otra mujer ya no actuamos como feministas y, como seres humanos, debemos cuestionar, asimismo, debemos como sororas estar atentas a las señales de la depresión, más cuando ésta se disfraza.”

«No se puede esperar que construyan un mundo de hombresy mujeres iguales en la diversidad si no participamos en la construcción de ese mundo.»

Chimamanda Ngozi Adichie  

Queridas lectoras, vivir la apatía de los servidores es lacerante; sin embargo, no es algo nuevo para muchas mujeres que son víctimas de esa violencia institucional; ahora, la pregunta es: ¿qué hacemos como defensoras de los derechos de las mujeres para que eso cese? Poco o nada … y es momento que nos unamos pues, así como señalan, que un grito duele más que un golpe, el silencio de quien la debe proteger como sistema, es una agonía.

Continuando este relato, Génesis les quiere contar que es mamá y abuela. Este último título lo vive por fotos, así como su inasistencia al matrimonio de su hija, pues dentro de la condena sin audiencia pareciera que no basta vivir a medias, sino que como penas accesorias se le impuso no poder compartir con sus mujeres. Tal realidad poco ha importado a quienes la ven, con frases vacías, le dicen paciencia y la vida de todos continúa y la de Génesis en un suspenso que la llevó a una depresión que muy bien disimula para no causar más padecimiento.

Visionarias, el día que nos deje de importar el sufrimiento de otra mujer ya no actuamos como feministas y, como seres humanos, debemos cuestionar, asimismo, debemos como sororas estar atentas a las señales de la depresión, más cuando ésta se disfraza. No es solo peligrosa, sino que es un grito de ayuda que no está siendo escuchado y ello es tan grave como la falsa criminalización que la somete.

Mayo es un mes hermoso, pues conmemoramos a nuestras madres, pero hoy rindo tributo al sufrimiento que habita en el corazón de Génesis, es un estilete invisible que la ahoga y no la deja dormir, si a ello le sumamos la impotencia de no poder estar presente en momentos decisivos de la vida de sus amores. Bien se puede entender como la valentía pierde sentido para ella.

El matrimonio de su hija, un día de alegría, es una herida abierta en su alma que debe disimular para no preocupar. No poder estar allí para abrazarla, besarla es una contusión a su alma. Como si fuera poco lo referido, el no poder estar con su hija, en su embarazo que fue de riesgo y menos en el nacimiento de su nieta, que es sin duda un milagro de la vida, es un desconsuelo

Cada lágrima caída en el silencio de su cuarto en las noches sin dormir es una resonancia de lo que vive de manera injusta, una injusticia que la está consumiendo. Trata de ser valiente ante la verdad, nada incorrecto hizo, solo su trabajo con amor y pasión. Defendió los derechos de una mujer  y es de esa realidad que Génesis  entendió  la necesidad de  que los dolores sean  compartidos y que ante la  oscuridad siempre habrá una luz para continuar luchando, para ser correctos sin que pese, sino que sea nuestro soporte.

Génesis le dice a su hija hoy “siempre estaré, te amo”  y le quiere enseñar a ella, a su nieta y a todas las mujeres que por muy doloroso que sea lo que padece, la honestidad, luchar por lo correcto, los  valores … son el legado .

 Feliz día a todas las madres con hij@s y las que lo son desde su esencia.

María Alejandra Mancebo

Con experiencia en la Administración de Justicia por 25 años como Juez, Defensora Pública de Responsabilidad Penal del Adolescente y Fiscal Nacional y Regional (Legitimación de capitales y Delitos financieros, Anti-Extorsión y Secuestro, Drogas, Violencia de Genero, Fase intermedia y juicio y Corrupción) y por tres años Directora de Postgrado de la Universidad Yacambu
Área Académica.

Docente de pre y postgrado desde hace 24 años en Universidades Nacionales. Conferencista Nacional e Internacional, Articulista nacional e internacional, miembro invitado de LEXCRIM (España), miembro invitado de Unversitas y Catedra Jorge Rosell, miembro activo de Académica Multijurídica Miembro del Consejo Consultivo de la Revista LEXITUM e integrante y una de las creadoras de Cata Jurídica con tacones con la Dra. Esther Alfonzo Rivera. Articulista y Conferencista Nacional e Internacional

Actualmente
Defensora de los Derechos de la Mujer
Consultora en el área penal de Destilerías Unidas (Empresa Trasnacional)
Asesora externa de la Universidad Yacambú
Feminista y cofundadora de Cata Jurídica con Tacones
Miembro de Capitulo Venezuela del Colegio Internacional de Estudios Jurídicos de Excelencia Ejecutiva / CIDEJ

Mi mejor título ser Mamá

El amor como esencia de la mujer

Estar con ustedes, este mes en mi a columna “las mujeres que somos” es todavía un sueño, pero, sobre todo, como les dije, una necesidad de hacer visibles temas de una manera sentida y que muchas personas se unan, pues tod@s somos parte de esa Mujer, nuestras mujeres...

Esa mejor mujer…

En esta segunda columna de Las mujeres que somos quiero hacer un homenaje a todas las mujeres y para ello le narraré de esa mejor mujer: mi hija, por qué denominé este artículo de esa manera y cómo cada una de ustedes se sentirán identificadas... pues son también esas...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ Sobre tratamiento de datos de los comentarios

RESPONSABLE TRATAMIENTO: VISIONARIAS, S.C.

FINALIDAD:  Publicar el comentario en relación a la noticia.

LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado.

CESIONES: No se prevén cesiones, excepto por obligación legal o requerimiento judicial.

DERECHOS: Acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación, portabilidad, revocación del consentimiento. Si considera que el tratamiento de sus datos no se ajusta a la normativa, puede acudir a la Autoridad de Control (www.aepd.es).

INFORMACIÓN ADICIONAL: política de privacidad