¿Por qué es urgente promover la Igualdad de Género en las empresas?

Escrito por Migdalia Vila Arocha

Promover la igualdad de género a todo nivel, es uno de los grandes desafíos actuales que presentan los países del mundo y en particular los de América Latina. Las consecuencias de la pandemia Covid-19 han dejado en evidencia marcadas desigualdades que afectan de manera directa a niñas y mujeres. Según informe emitido por ONU Mujeres (2020) se estima que alrededor de 118 millones de mujeres latinoamericanas se encuentran en situación de pobreza, 23 millones más que en 2019.

Se suman otro tipo de situaciones que agravan el problema y que aceleran la vulneración de los derechos de niñas y mujeres de manera directa, como son la violencia basada en género, la interrupción del proceso educativo y el aumento del desempleo, entre otras, el cual se ubicó en 15.2% en la región, como consecuencia de la reducción de la actividad económica en la pandemia. Esto demuestra que muchas mujeres se desempeñan en sectores económicos de alto riesgo o “empleos vulnerables”, por lo cual es urgente orientar acciones globales que permitan el cierre de estas brechas y creen mayores oportunidades para todas.

Promover acciones a favor de la igualdad de género es un compromiso de los países. Éste se constituye en el quinto de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) previsto en la agenda 2030. Su relevancia es clave para el desarrollo de los países, porque supone trabajar en conjunto para romper los ciclos históricos de reproducción de pobreza y desigualdades que han existido, así como los marcados por la crisis actual.

Según la OIT (2018), el índice actual de participación de las mujeres en la población activa en el mundo (fuerza de trabajo) se aproxima al 49%, mientras que el de los hombres es del 75%. Por lo tanto, existe una diferencia de casi 26 puntos porcentuales que acentúa la disparidad.

Esto demuestra, que existen múltiples barreras que dificultan el acceso a las mujeres a las oportunidades laborales y su continuidad en éstas, debido a que, en muchos casos, las mismas deben interrumpir sus compromisos laborales para la atención de sus familias y labores de cuidado.

Desde este planteamiento, el llamado es global y contundente, y se han creado los mecanismos políticos, sociales, económicos, legales que convocan a los diversos actores a crear acciones orientadas al cierre de brechas de género y promover mayores oportunidades para las mujeres y el desarrollo global que eso conlleva.

Iniciativas globales a favor de la Igualdad de Género en la empresa

En la actualidad y gracias al esfuerzo mancomunado de diversos gobiernos, agencias globales, organizaciones públicas y privadas, existen un conjunto de iniciativas internacionales y locales que asesoran, capacitan y acompañan a las empresas privadas y públicas a desarrollar acciones afirmativas a favor de la igualdad de género en sus espacios de trabajo. Esto permite que las brechas de género sean detectadas, atendidas, reducidas o eliminadas, y se creen mecanismos de sostenibilidad empresarial orientadas al alcance de mayores oportunidades.

Todas estas iniciativas, permiten a las empresas desarrollar diagnósticos para detectar sus brechas, establecer rutas de acción concretas a través del diseño de planes de igualdad de género y establecer un sistema de monitoreo que les permitirá identificar los avances en sus procesos de gestión en la materia, a fi de realizar los cambios pertinentes. Algunas de estas iniciativas, las enumeramos a continuación.

Sello de Igualdad de Género

Es una iniciativa mundial impulsada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que brinda la oportunidad a las empresas de generar espacios laborales más eficientes e igualitarios, incrementar el desempeño de su personal y mejorar su imagen pública. y mejorar su relación con el sector privado.

Las instituciones que reciben el Sello en sus denominaciones son reconocidas por alcanzar estándares específicos para promover la igualdad de género en el trabajo. Desde el 2009 más de 400 empresas se han certificado.

Entre las áreas prioritarias del Sello se encuentran:

  • Eliminar la Brecha Salarial basada en género
  • Incrementar el número de mujeres en posiciones de toma de decisión
  • Mejorar el balance vida/trabajo
  • Impulsar la participación de mujeres en empleos no tradicionales
  • Erradicar el acoso sexual en ambientes laborales
  • Utilización de lenguaje inclusivo y no-sexista

Principios de Empoderamiento de la Mujer (WEP´s)

Es una iniciativa de adhesión voluntaria, desarrollada por ONU Mujeres enmarcada en la Agenda Global 2030 de las Naciones Unidas. A través del programa Ganar-Ganar: La igualdad de género es un buen negocio, y la implementación de los WEP´s, se orienta a las empresas sobre cómo empoderar a las mujeres dentro de la propia organización, así como en las cadenas de valor y en las comunidades donde actúan.

Entre los 7 principios a atender en la empresa se encuentran:

  1. Promover la igualdad de género desde la dirección al más alto nivel.
  2. Tratar a todos los hombres y las mujeres de forma equitativa en el trabajo; respetar y defender los derechos humanos y la no discriminación.
  3. Velar por la salud, la seguridad y el bienestar de todos los trabajadores y las trabajadoras.
  4. Promover la educación, la formación y el desarrollo profesional de las mujeres.
  5. Llevar a cabo prácticas de desarrollo empresarial, cadenas de suministro y mercadotecnia a favor del empoderamiento de las mujeres.
  6. Promover la igualdad mediante iniciativas comunitarias y cabildeo.
  7. Evaluar y difundir los progresos realizados a favor de la igualdad de género.

Iniciativa de Paridad de Género

Es una iniciativa que constituye una alianza público-privada dirigida a promover buenas prácticas para cerrar las brechas económicas de género.

Fue creada por el Foro Económico Mundial (WEF) en el año 2012 y a partir del 2016 en alianza con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se extiende para implementar estas iniciativas en América Latina y el Caribe, actualmente operan en Argentina, Chile y Panamá, y están en construcción en Colombia y Perú.

Cuenta con un núcleo activo de Aliados Estratégicos, procedentes de organismos multilaterales y organizaciones públicas y privadas. Su estrategia se concentra en torno a tres objetivos:

  1. Aumentar la participación laboral de las mujeres.
  2. Visibilizar y reducir las brechas salariales de género.
  3. Promover la participación de mujeres en puestos de liderazgo.

Acciones en las empresa para incorporar la Igualdad de Género

Tomando como referencia alguna de estas iniciativas mencionadas, así como experiencias de éxito existentes, las empresas pueden realizar acciones afirmativas que les van a permitir cerrar las brechas de género en sus espacios de trabajo, para además de dar cumplimiento al ODS 5 previsto en la Agenda 2030, incrementar su productividad y rentabilidad, aumentar niveles de satisfacción del equipo de trabajo e impactar satisfactoriamente sus indicadores de logro.

Esto supone romper con los ciclos de desigualdad desde los procesos internos y externos de la empresa. Implica desarrollar acciones para el cierre de las brechas salariales detectadas, eliminar todas las formas de discriminación existente, frenar la segregación profesional a través de la promoción de igualdad de oportunidades para las mujeres en los procesos de selección, reclutamiento, retención y el desarrollo profesional de las mismas, facilitando programas de formación para el desarrollo de capacidades que le van a permitir, no sólo desarrollar mejor sus funciones, sino además escalar a posiciones estratégicas y puestos de dirección y toma de decisiones.

También implica promover políticas de balance vida familiar-trabajo que permitan además el desarrollo positivo de maternidades y paternidades activas, divulgar y ampararse a licencias existentes, generar medidas de protección a la maternidad y la paternidad, promover medidas de horarios flexibles, políticas de teletrabajo y generar medidas de prevención de la violencia basada en género y el acoso sexual laboral.

Asimismo, favorecer la comunicación inclusiva tanto interna como externa y estimular el desarrollo de liderazgos femeninos desde las bases organizacionales que promuevan una mayor participación de las mujeres en los diversos espacios de trabajo y garanticen su vinculación y mantenimiento en mercado laboral y productivo.

En la actualidad y gracias al esfuerzo mancomunado de diversos gobiernos, agencias globales, organizaciones públicas y privadas, existen un conjunto de iniciativas internacionales y locales que asesoran, capacitan y acompañan a las empresas privadas y públicas a desarrollar acciones afirmativas a favor de la igualdad de género en sus espacios de trabajo

Migdalia Vila Arocha

Es Licenciada en Trabajo Social, Especialista en Gerencia Pública, certificada como Asesora en Igualdad de Género por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)

Es socia consultora de la empresa Olaigualdad, para la implementación de acciones a favor de la igualdad de género en las empresas y organizaciones y el fortalecimiento de las capacidades de los equipos de trabajo.

Es consultora social en temas de género y derechos de niñez y la adolescencia para organismos como el PNUD Y UNICEF.  Dispone de 20 años de experiencia en abordaje social y restablecimiento de derechos vulnerados de comunidades de alto riesgo, familias, mujeres víctimas de violencia e infancia.

Se ha desempeñado como Docente universitaria en las áreas de Gerencia de la Política Social, Planificación, ejecución y evaluación de proyectos sociales, Atención social de la familia y comunidades vulneradas.

Está convencida de que la igualdad de género es la vía para construir sociedades más justas e inclusivas.

Página Web Ola Igualdad

Últimos Artículos

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.

Otros Artículos

Otros