Fuente: Shotprime

Salud psicológica en mujeres con cáncer de mama

por | Sep 27, 2022 | Euri Mérida, Opinión, RE_Cáncer de Mama, Voces Visionarias

9 recomendaciones para cuidar tus emociones y la autoestima

Escrito por Euri Mérida

In

El impacto del diagnóstico de cáncer de mama, es como una ola que golpea el corazón y revuelve todo tu ser. Cuidar tu salud emocional y autoestima es fundamental para poder afrontar la enfermedad y superarla.

El cáncer de mama provoca cambios en varias áreas: vida personal, vida en pareja, vida familiar, social y laboral. Estos cambios inciden en que tengas que aplazar o abandonar proyectos que tenías previstos o estabas desarrollando.

Esta nueva situación implica que tengas que centrar tu atención y cuidados en ti misma para poder ir recuperándote junto con el apoyo la familia, las amistades, la asistencia sanitaria y social.

Marta, es superviviente de un cáncer de mama y me comentaba en una sesión de psicología que su proceso de recuperación fue difícil por muchas complicaciones de salud y porque no se trataba nada bien a ella misma, incluso se decía palabras negativas que le provocaban más enfado y miedos. Juntas trabajamos en el duelo emocional por la enfermedad, la necesidad de cambiar su diálogo interior y tratarse con amabilidad. Poco a poco recuperó  su autoestima y fuerza interior.

 Todo el proceso de la enfermedad y recuperación es complejo, el cuerpo se debilita, se mueven muchos sentimientos, pensamientos y cada mujer lo lleva de una manera distinta. 

Fuente: Getty Images

Desde el punto de vista psicológico, es todo un reto que hay que asumir y no es fácil, porque en el camino te encontrarás con todo tipo de: 

– Situaciones que no te esperas: visitas a médicos, papeleos, pruebas, hospitales, tratamientos, operaciones, consumir medicamentos con efectos secundarios para el organismo, asumir gastos, cambios de estilo de vida, alimentación y cambios dentro del hogar, entre otros.

– Asumir en estados de ánimo cambiantes: a veces te sentirás fuerte, eufórica y con ánimo para afrontar la situación y otras te sentirás débil, insegura, temerosa y baja de ánimo.

– Emociones más frecuentes: las experimentas todas, pero principalmente aparecen al principio: enfado, miedo, ansiedad y la tristeza (si no gestionas adecuadamente la tristeza, aparece la depresión). Pero también surgen emociones y sentimientos de más alta vibración energética, sobre todo cuando vas asumiendo lo que te pasa (consciencia): calma, tranquilidad, el amor, paz y alegría interior a pesar de todo.

 – Pensamientos rumiantes: las emociones y los pensamientos van de la mano ambos, son energía, por lo que si los pensamientos son demasiado negativos, afectan también a las emociones. Ambos generan energía de baja vibración y terminan por afectar al cuerpo y al sistema inmunitario.

Ejemplos: pensamientos negativos de preocupación que inducen a la ansiedad, pensamientos que inducen al enfado, por lo que hacen que te maltrates a ti misma y pensamientos que inducen a sentirte depresiva.

– Sentimientos de miedo, inseguridad e incertidumbre: sobre cómo enfrentar el cáncer, temor al tratamiento y a sus consecuencias. Miedo a los cambios corporales. Miedo a no gustar y sentir rechazo por parte de la pareja. Miedo a la no recuperación y miedo a la muerte. También temores sobre el futuro de los hijos y la familia, si ella falta.

– Soledad y baja estima: sentimientos de soledad, tendencia al aislamiento (no querer saber de nadie y llevar a solas y en silencio), sentir que la autoestima está por los suelos y tampoco saber muy bien cómo interactuar con los familiares, amistades y compañeros de trabajo.

 – Asumir cambios corporales: cambios a nivel orgánico, cambios externos y estéticos que influyen en la autoestima. Sentir que ha perdido su belleza (sentirse poco femenina). También influyen en la  vida sexual, por ejemplo: problemas con la autoestima sexual, rechazo y falta de deseo sexual. Problemas para llegar al orgasmo y dolor vaginal en las relaciones sexuales.

 – Dificultades en las relaciones (pareja, hijos y familia extensa): no es fácil hablar con los hijos y la familia sobre todo lo que se está moviendo en el interior (pensamientos rumiantes, ambivalencia emocional y todo tipo de temores) con respecto a la enfermedad. Las familias en ocasiones, tienen dificultades para comprender la situación que estás viviendo, por lo que también van a necesitar apoyo psicológico y social.

Todo estos factores hay que manejarlos durante todo el proceso de recuperación, pero sobre todo es fundamental que asumas que todos estos movimientos internos y externos que estás experimentando, forman parte del duelo emocional.

Los duelos emocionales hay que hacerlos y son saludables para la recuperación: se trata de asumir lo que está sucediendo progresivamente hasta aceptarlo definitivamente. En el duelo emocional pasas por unas fases que no siempre siguen este orden. Dependen de cada persona y sus circunstancias.

Fase 1: negar lo que te está pasando. “No es verdad” “tiene que ser una equivocación”

Fase 2: intentar buscar una explicación o solución al problema de forma rápida

Fase 3: enfadarte o sentir ira contigo, con la vida y con Dios.

Fase 4: sentir tristeza, temor por todo lo que está sucediendo

Fase 5: aceptar la enfermedad, aceptar los cambios y aceptar que hay que seguir con la recuperación, pero con templanza, valor y calma.

En esta fase, aunque la situación cause dolor y sufrimiento es una experiencia que finalmente pasará y detrás habrá un aprendizaje profundo para tu alma.

Si no hacemos el duelo, la recuperación física y energética se hace más compleja. Recuerda que cuidar la salud no solo es tomar medicamentos (química) y pasar por tratamientos médicos, también hay una parte muy importante que no debemos olvidar y es que cada sistema del cuerpo, está interconectado con el mundo mental, emocional y el alma.

Está comprobado por multitud de estudios que la mente y las emociones influyen en el cuerpo físico, ejemplo: si hay un exceso de tristeza, ira o ansiedad en tu vida, influirá en que tu sistema inmunitario esté más debilitado y la recuperación sea más lenta o no se produzca.

Prestar atención a tus pensamientos y emociones, es decir, mantenerlos en equilibrio es de vital importancia, así que vamos a cuidarlos con mimo.

 

Fuente: Getty Images

Cuando Rocío empezó el tratamiento se hacía la fuerte. Ella creía que podía con todo lo que le estaba pasando, hasta que un día le dio una crisis de ansiedad y se derrumbó emocionalmente. Gracias al apoyo psicológico que recibió, pudo hacer su duelo emocional y sentirse mucho más tranquila y preparada para afrontar esta etapa de su vida.

9 recomendaciones para cuidar tus emociones y autoestima

#1.- Toma consciencia de las emociones. Ellas son una brújula que te indican cómo te encuentras en estos momentos. Acéptalas sin temor, dales las bienvenida y abrázalas. Ninguna es buena o mala, solo son emociones y puedes gestionarlas con consciencia para que no te perturben y vuelvan a su equilibrio.

#2.- Herramientas de relajación: la respiración, las visualizaciones, la expresión artística, el movimiento del cuerpo de forma consciente, libre y suave (caminar, hacer yoga, taichí, danzas libres y creativas), ayudan a que las emociones se armonicen, reducen el dolor físico y favorecen la templanza mental y emocional.

#3.- Aprender a meditar: es una potente herramienta de apoyo, no solo para equilibrar tu mundo emocional, también para calmar el dolor, centrar la mente y permanecer en el presente. La meditación también es una fuente de autoconocimiento, sabiduría y reencuentro con tu alma.

#4.- Buscar apoyo psicológico y de grupos: es fundamental tener el acompañamiento de un psicólogo consciente (aquí puedes conocer mis servicios de sesiones de psicología online y presencial) y de una asociación de apoyo a personas que padecen cáncer, con talleres grupales en la cual se den apoyo mutuo mujeres en proceso de recuperación y que hayan sanado.

Los grupos que tienen energía positiva, gran empatía y buenas vibraciones, favorecen a la recuperación física, mental y emocional tanto de mujeres y cómo de hombres de cualquier edad.

Se crean lazo de afecto y colaboración y desde el punto de vista espiritual se crean familias almicas de apoyo.

#5.- Date permiso para expresar tus pensamientos y emociones a quien tú elijas y en el momento que lo necesites. Date permiso para estar en silencio, para estar a solas, para descansar en tu espacio, disfrutar de pequeñas cosas y si otras personas no están respetando tu espacio, ponles límites.

#6.- Empieza a tratarte con amabilidad: la autoestima empieza por “cuidarte”. Inicia el cambio a través de palabras, gestos y comportamientos respetuosos, amables, cariñosos, de gratitud y de motivación para contigo misma. Aunque tengas momentos de bajones de ánimo, procura tener espacios de alegría, amor y tranquilidad en tu vida. En resumen: aprende a quererte a ti misma.

 Acepta tus cambios, vuelve a sentirte bella (la belleza nace de dentro): “soy bella tal como soy y me acepto”. Ten un reencuentro con el espejo ( cultiva las sonrisas ). Vuelve a recuperar tu vida sexual con el apoyo de tu pareja (paciencia, cariño y liberación a través del gozo compartido) y si no tienes pareja, también puedes disfrutar de tu sexualidad con el reencuentro de tu propia gozo interior.

#7.- No tengas miedo a pedir afecto de tus seres queridos: el amor es una gran medicina para el alma y ayuda a la recuperación física. Así que pide a tus seres queridos que te abracen de verdad, que te escuchen, que respeten tus tiempos, espacios y tus silencios. Que te digan palabras amorosas. Qué te hagan reír y que te den su hombro para llorar cuando lo necesites.

*Si eres un familiar o amigo que estás leyendo este artículo, no esperes a que ella te pida que la abraces o digas que la quieres, hazlo por iniciativa propia, con todo el amor y respeto del mundo.

* Otra forma de expresarle amor es escuchándola con atención, no juzgarla si necesita su espacio o no se encuentra con ánimo para hablar contigo. Dale un tiempo para estar con ella misma. Busca espacios para conectar con ella a través la alegría y la risa.

 #8.- Medicina natural: no temas buscar apoyo en la medicina natural, la homeopatía, terapias alternativas energéticas que sientas que pueden servirte de apoyo. Existen alimentos y remedios de la naturaleza que ayudan a reducir ciertas dolencias y favorecen la recuperación.

Procura estar alguna temporada en el campo alejada de las grandes ciudades para respirar aire puro, caminar despacio por la naturaleza y re-equilibrar el cuerpo, la energía, la mente y las emociones. 

#9.- Acepta tu chispa divina: más allá de tu cuerpo físico, mundo mental y emocional, hay una parte trascendente en ti. Tienes una chispa divina dentro de tu alma. Sigue tu intuición y habla con tu alma, con la luz y el universo.  No te pelees con lo divino que llevas dentro y que hay fuera de ti. Acércate a tu divinidad a través del amor incondicional, esto te dará mucha paz, valor y fuerza para seguir el camino de tu recuperación.

EURI MÉRIDA

Soy Euri Mérida, formadora y psicóloga sistémica especializada en gestión emocional, reinvención y relaciones humanas con más de 20 años experiencia profesional. Fundadora de la comunidad y web www.otraformadevivirtuvida.com

Eres una persona que quiere reinventarse, pero la crisis e incertidumbre actual hacen que tengas sentimientos y pensamientos que te hacen daño, convirtiéndose en barreras para tu desarrollo personal y profesional. Aquí estoy para darte mi apoyo.

Te acompaño para que aprendas a gestionar tus emociones, desarrolles mayor confianza y fortaleza para que te reinventes con consciencia y descubras la verdadera felicidad interior.

A través de mi método Otra Forma De Vivir Tu Vida que se basa en 4 pilares: Confiar en tu esencia. Armonizar las emociones. Potenciar tus dones y talentos. Mejorar la comunicación y acción en el presente.

Conoce mi programa de apoyo individual para acompañarte en tu reinvención profesional y aprender herramientas para superar el estrés emocional que supone emprender.

Suscríbete a mi comunidad y recibe una masterclass de regalo en video: ejercicios de mindfulness para superar el estrés emocional y reinventarse.

Últimos Artículos

¿Tu negocio te genera estrés y ansiedad?

Beneficios de practicar mindfulness en la naturalezaEmprender en un negocio supone un gran reto en el siglo XXI, también supone estrés, movimiento emocional, ansiedad, obstáculos e incertidumbre que hay que saber equilibrar para que no afecte nuestras tu salud...

leer más

8 claves para superar las creencias limitantes

Fuente: Ilona Panych-UnsplashSi tu mente esta llena de creencias limitantes, es muy complicado reinventarse personal y profesionalmente. Es primordial reconocer estas creencias, reflexionar sobre cómo te afectan y empezar a trabajar internamente contigo misma para...

leer más

Related Articles

Related