Cultura y liderazgos inclusivos, alternativa de prevención a la violencia laboral

por | Alice Rodríguez, Opinión, Voces Visionarias

Foto de Fauxels (Pexels)

El capital humano es uno de los recursos más preciados en las organizaciones, la diversidad de ideas, propuestas, creatividad y formas distintas de pensar fomenta la innovación, dando como resultado un mejor desempeño de los equipos de trabajo.

El cumplimiento de valores corporativos es un eje medular en la creación de una cultura institucional que reconozca las diferencias, siendo la orientación estratégica una herramienta clave para lograr la participación de las personas colaboradoras al tiempo que el ejercicio del liderazgo influye en el logro de objetivos establecidos a partir de dicha orientación.

La orientación estratégica basada en la diversidad y la inclusión es un elemento clave para la renovación de los modelos de negocio alineada a la búsqueda de la igualdad de derechos, responsabilidades y obligaciones que hoy en día se requiere para prevenir la violencia laboral.

Es por ello que la alineación organización-entorno requiere impulsar la combinación de criterios, opiniones, puntos de vista y posturas a favor de una cultura inclusiva, en donde el ejercicio de los liderazgos rompa con antiguos esquemas convencionales o tradicionalistas sustentados en estereotipos que aún permean en nuestra sociedad, de tal forma que el liderazgo a partir de lo no convencional permita a la persona que lo lleva a cabo cuestionar reglas, involucrarse en la toma de decisiones considerando los talentos y habilidades de su personal, al tiempo que sea capaz de autorregular sus emociones y ejecutar valores sustentados en su flexibilidad multicultural que le facilite generar un compromiso institucional en el que prevalezca un ambiente laboral libre de violencia.

Cultura y liderazgos inclusivos

La cultura inclusiva es la base para fomentar el desarrollo de habilidades en liderazgos no convencionales, por lo que la misma es colegiada, transparente, cooperativa y colaborativa, consolida equipos de trabajo diversos y multidisciplinarios que combinan capacidades de mujeres, hombres, personas procedentes de otros países, culturas, distintas edades, con discapacidad, personas pertenecientes a población o comunidades indígenas, entre otras.

Es así, que el liderazgo inclusivo impulsa que las personas colaboradoras de una organización sean tratadas de forma ética, justa, con respeto, que se sientan valoradas, con sentimiento de pertenencia, motivadas e inspiradas.

No hablamos de características sino de valores de las personas líderes inclusivas tales como tener una mentalidad abierta y flexible a las diferencias creando oportunidades para que quienes conforman sus equipos de trabajo participen, mostrando interés y curiosidad hacia las mismas, omitiendo prejuzgar y, sobre todo, siendo competente en multiculturalidad con el objetivo de adaptarse cuando así se requiera. Lo anterior, dará como consecuencia que la persona líder sea generadora de ambientes organizacionales favorables a través de la confianza, la credibilidad y el llamado a la acción procurando así que predomine un sentido de identidad, al tiempo que se procure la reputación de la organización y se incremente su rentabilidad.

No obstante, debe de reconocerse que en los ambientes de trabajo existen retos a enfrentar cuando de cultura y liderazgo inclusivos se trata. Las creencias limitantes sustentadas en estereotipos y roles de género, así como los machismos cotidianos pueden representar una barrera para la consecución de espacios de trabajo libres de violencia, por lo que es necesario que quienes lo ejerzan tengan la habilidad de identificar sus propios sesgos inconscientes para una toma de decisiones inclusiva, particularmente cuando existen diversidad de afectaciones hacia quienes son víctimas de violencia laboral.

Foto de Shane Rounce (Unsplash)

Liderazgos inclusivos como estrategia de prevención a la violencia laboral

Lo que no se dice no existe. Lo mismo sucede en las organizaciones. Si la autoridad en materia laboral no difunde y exige el cumplimiento de la legislación y normatividad ¿cómo exigir un cambio de paradigma que rompa con la violencia laboral? Por ello, es imprescindible que éstas tengan la oportunidad de generar espacios de sensibilización acerca de la trascendencia de cumplir con sus obligaciones en el mundo del trabajo y, sobre todo, de su compromiso con las personas trabajadoras.

La inclusión laboral implica un proceso dinámico e interactivo de reconocimiento mutuo a través del cual la sociedad garantice la igualdad y justicia a grupos, colectivos, así como a personas históricamente marginadas, su propósito fundamental debe ser acceder a un empleo digno, productivo y bien remunerado.

Establecer una cultura institucional con valores a efecto de promover entornos organizacionales favorables, debe basarse en políticas de igualdad y no discriminación, equidad de género, entorno cultural y ecológico, cooperación y erradicación de toda forma de violencia laboral, incluido el hostigamiento y el acoso, sexuales; de esta forma, las organizaciones obtienen no sólo una mejora en sus relaciones laborales, sino diversidad de beneficios corporativos. No obstante, se requiere la presencia de líderes que velen por el cumplimiento de la cultura inclusiva, situación que no siempre se ejecuta al considerar erróneamente que el liderazgo es sinónimo de personas directivas con el único compromiso de cumplir con metas o evaluaciones de desempeño definidas excluyendo la participación colaborativa.

La prevención a la violencia laboral requiere una visión holística, identificando los efectos psicológicos, personales, familiares, sociales y económicos que se desprenden de la misma, ejecutando, en consecuencia, un plan de acción comprometido con la cultura inclusiva que adopte políticas institucionales y de compromiso de cada persona colaboradora.

Reflexión

La orientación estratégica es un factor clave en cualquier tipo de organización que esté consciente de los beneficios que implica la generación de acciones que conlleva una transformación de liderazgos convencionales a inclusivos, lo que requiere generar políticas institucionales preventivas de conductas que impliquen violencia dentro del ambiente de trabajo.

Las personas líderes inclusivas rompen con sus propias creencias limitantes respecto a los estereotipos y roles de género, por lo que adoptan una toma de decisiones basada en la diversidad de opiniones, fomentando la colaboración y cooperación entre las personas integrantes tanto del propio equipo de trabajo como de áreas distintas con la convicción de que se generen ambientes de trabajo que fomenten el trato digno y el respeto a los derechos humanos bajo una mirada multicultural.

Bibliografía

Alice Rodríguez

Socia fundadora de Resilio Consultores, S.C. a cargo de las áreas de Psicología, en la atención psicoterapéutica a mujeres víctimas de violencia de género, y Sector Empresarial en la implementación de políticas institucionales en temas relacionados con la prevención a la violencia laboral y sexual, igualdad de género, diversidad, inclusión y no discriminación.

Psicóloga Clínica egresada de la Universidad Latinoamericana. Licenciada en Derecho, egresada de la Universidad Tecnológica de México.

Egresada, entre diversos estudios, del Máster en Derecho Administrativo y Tributario por la Universidad Complutense de Madrid; del Máster Interdisciplinar en el Estudio y Prevención de la Violencia de Género por la Universidad de Salamanca; del Diplomado en Mindfulness y Psicoterapia por el Instituto Iberoamericano de Estudios para la Paz en Murcia, España; del Diplomado en Derechos Humanos de la Mujer por la Universidad Austral en Argentina; Diplomado en Educación para la Paz y Derechos Humanos por la Universidad Iberoamericana, y Diplomado en Enfoque de Derechos y de Igualdad de Género, en Política, Programas y Proyectos por la OEA.

Cuenta con 25 años de experiencia profesional. Es articulista para el Tribunal Federal de Justicia Administrativa y conductora del programa de radio “Género y Acción” que se transmite por Caldero Radio.

 

Últimos Artículos 

Otros Artículos

Otros

Violencias Invisibles

Foto de Kristina Flour (Unsplash)Te quiero contar una historia... “Érase una vez una rana que estaba nadando dentro de una cazuela llena de agua. Aunque ella no lo sabía, la cazuela se estaba calentando a fuego lento. Al cabo de un rato, el agua estaba tibia. A la...

leer más

El mundo está patas arriba

El mundo está patas arriba. Presente... Y pasó la pandemia, y salimos de casa asustados y, a la vez, esperanzados. Y llegó la crisis de los contenedores, la de la logística y la de la escasez de las materias primas. Y pareció que la guerra solo sería un momento. Y que...

leer más