Hay que lograr ser exitosas al ser líderes

Entrevista de Laura Ingino y Bettina Colmenares

Para Gabriela Prada perseverancia, coraje, ser asertivas y expresar lo que necesitamos, son las principales características del liderazgo en las organizaciones. “Hay que lograr ser exitosas al ser líderes y esto lo obtenemos cuando verbalizamos lo que necesitamos”; establecemos un plan de carrera y nos comprometemos con el éxito de la empresa. Gabriela es médico cirujano con especialidad en gestión en salud, con más de 20 años de experiencia clínica, en análisis de políticas y consultoría de gestión en el cuidado de la salud.  Hoy es miembro del Panel de expertos en estrategia de la cadena de suministro de atención médica de Ontario, Canadá, y Directora Senior de Políticas de Sistemas de Salud Global y Asuntos Gubernamentales en Medtronic.

En las organizaciones“las mujeres nos tenemos que ayudar entre nosotras”,  y es en lo que cree Gabriela y así lo aprendió como experiencia durante su carrera profesional a través de su mentora, quien le enseñó la importancia de la ayuda de mujeres poderosas, no solo en ver diversos puntos de vista, sino también en conocer las herramientas que se requieren en momentos críticos. “Son esos networks entre las mujeres que son súper importantes”.

La igualdad de género – como nos dice Gabriela- no se va alcanzar en todos los países al mismo tiempo; «hay muchos países donde todavía el rol de la mujer está súper disminuido. Yo pienso que mientras más oportunidades las mujeres tengan, mientras más se le da confianza a su rol y capacidad, yo creo que vamos a tener más avances fundamentales».

Ser líder no es tarea facil y menos ser una mujer líder. Ensayo y error hasta lograr un balance entre lo familiar y lo profesional. «Una de las cosas más importantes y que he aprendido en los últimos 20 años, es que yo necesito una burbuja personal, necesito un tiempo para poder recargarme y así  poder dar un 100% a mi trabajo, un 100% a mi familia, un 100% a mis amigos…. Ese espacio para mí ha significado entender lo que es la felicidad, entender que es lo que me hace feliz, y para mí la felicidad es un estado mental que no depende de nadie, sino de mí y reconocer que es lo que me hace feliz, que es lo que me recarga, eso me libera estrés…»

Hace años Gabriela comenzó su Diario de la Felicidad. «Allí anoto las cosas que me hacen feliz»

….”Llegó un momento que me di cuenta que tenía que tomar cuidado de mi misma; la metáfora que se me hizo evidente, de la situación y de mis amigas también, fue que es como un árbol, si no cuidas las raíces del árbol, no vas a tener ramas que le den sombra a otros, o sea:  si queremos ayudar a los otros y extender las ramas y protegerlos del sol y de las otras condiciones, el árbol tiene que estar bien fuerte”….

Entrevista realizada por Bettina Colmenares y Laura Ingino

¿Qué se necesita para ser una Líder?

Gabriela Prada: Un líder es un líder independientemente del género. Una característica importante en las mujeres es la perseverancia. Seguramente encontraremos obstáculos en el camino y no nos podemos dar por vencidas, de manera que la perseverancia es súper importante.

Otro aspecto que considero que deben tener las mujeres, es el coraje y saber cómo preguntar; no solamente es la posición que requieres en tu lugar de trabajo, sino también pedir los recursos que necesitas para poder ser exitosa. Muchas mujeres creen que las organizaciones les van a leer la mente y les van a dar todo lo que necesitan en el trabajo: su promoción, asistencia, recursos, y así les den todo lo que les hace falta; sin embargo  no es así y ésta es una gran diferencia de género de cómo los hombres y las mujeres nos comportamos en el sitio de trabajo. 

Las mujeres tenemos que ser un poco más asertivas, expresar que es lo que necesitamos, cuáles son los recursos que nos hacen falta y en base a eso empezar a establecer un plan de carrera hacia dónde vamos.

Yo creo que cuando una empresa decide invertir en las personas que trabajan en ella y éstas tienen altos potenciales, eso será una inversión de la empresa también, de manera que ambos lados son importantes para que una mujer llegue lejos. De manera que el poder expresar “Si” estoy comprometida con el éxito de la empresa, me gusta lo que estoy haciendo y para poder alcanzar más necesito esto… y así, es esa capacidad de verbalizar, de expresar lo que necesitamos no es algo que le viene fácil a algunas mujeres y para mi este es uno de los factores importantes.

«Las mujeres nos tenemos que ayudar entre nosotras»

«Hace un tiempo cuando estaba a la mitad de mi carrera – nos comenta Gabriela- tuve el honor y el privilegio de conocer a una mujer espectacular, una mujer muy fuerte, una mujer futurista que ha estado en muchos “boards” de organizaciones grandes y ella me decía…”las mujeres nos tenemos que ayudar entre nosotras».

«Ella fue la que me enseñó lo que es tener una mentora, tener el apoyo de mujeres poderosas que te ayuden a ver las situaciones de un punto diferente, y  también te den el consejo necesario y las herramientas que podamos necesitar en algún momento donde tengamos que tomar decisiones un poco más críticas. Este tipo de “networks” entre las mujeres me parece que son súper importantes y en Medtronics los hay muchos».

Gabriela nos explica que los networks son valorados en su empresa, de hecho, no solo se trata de un network para toda la organización sino que se implanta también por regiones. Esos “networks” también los hay a nivel interno de la empresa, a nivel de directoras, de vicepresidentas, y así. La idea es que cada “network” dedique las herramientas, el consejo, el desarrollo profesional para cada nivel.

Como nos comenta, es importante que las organizaciones desarrollen actividades y esquemas donde se involucre por igual a todos y todas sus trabajadoras, pero también «tiene que haber una fuerza de mujeres que se quieran involucrar y es cuando pasa la magia, cuando se unen estos dos extremos. 

«Las tecnologías de la salud» que vinieron con el Covid

Gabriela Prada: Yo creo que el impulso en cuanto a las tecnologías de salud más importantes vinieron debido al Covid; esto ya venía desde hace mucho tiempo, pero yo creo que el Covid le dio un impulso adicional y lo disparó; ha sido todo lo que tiene que ver con Telemonitoreo y la Telemedicina. Durante el Covid se hizo mucho más evidente que había que aumentar este tipo de herramientas.

El Telemonitoreo no es nuevo. Desde hace muchísimo tiempo la tecnología ha estado presente. El problema es la adopción, porque el personal de salud no quería hacer Telemedicina, ya que, por ejemplo, hay algunas legislaciones en algunos países que establecen que para que los médicos y médicas puedan cobrar, tienen que ver al paciente en persona y hacer un examen físico, lo cual es completamente incompatible con la Telemedicina, y esto no crea el incentivo para el o la  profesional de la medicina.

¿Qué pasó con el Covid? Resulta que no hubo otra opción y esto le ha dado un impulso tremendo para el beneficio de pacientes y del sector salud. Hay muchas terapias digitales que ahora tienen más apertura. La terapia digital tenía mucho tiempo desarrollándose; tenemos sensores mucho más sofisticados y ahora hay una convergencia de toda esa tecnología para desarrollar sistemas cerrados que nos permiten, no sólo detectar lo que está pasando en el cuerpo humano, sino también hacer diagnósticos y tratamientos remotos. En nuestro caso, por ejemplo, hay marcapasos que se pueden programar a distancia, las personas no tienen que ir al hospital para bajar la información que está en el dispositivo o para reprogramarlo. 

Hablando sobre las tecnologías para la mujer, la palabra que se usa mucho recientemente es “FemTech”, tecnologías femeninas, que ha tenido un auge tremendo. FemTech va a seguir creciendo y se ve que la mayoría de estas nuevas empresas que están emergiendo en FemTech, han sido digitales.

Muchas de estas tecnologías femeninas están enfocadas hacia los embarazos y fertilidad; tecnologías que te permiten entender el cuerpo humano a través del aliento, por ejemplo, si estás ovulando o no y todo eso va coordinado con teléfonos inteligentes. Todo esto es para que la mujer pueda tener la capacidad de conocer su cuerpo, saber exactamente qué está pasado, cuando, para que pueda actuar de diferentes maneras y en esto hay un gran movimiento para que surja aún más y de hecho, cada vez se levanta más dinero de inversionistas precisamente para las FemTech.

Hay que recordar que las mujeres durante mucho tiempo, no tuvieron una presencia importante dentro de las investigaciones clínicas, ya que eran poco representadas y esto fue durante mucho tiempo. La mayoría de las terapias se probaban en adultos hombres, no necesariamente mujeres y todo eso está cambiando y está abriendo aún más posibilidades la Salud Femenina.

Sistemas de Salud basados en «valor»

Durante muchísimos años, la concepción de la gerencia del manejo de los servicio de salud, fue centrada en la creencia filosófica de que si nosotros nos concentramos en controlar y recortar el costo, nosotros vamos a poder manejar un presupuesto y vamos sostener los servicios de salud, ya que el presupuesto va a ser medido a lo que podemos pagar. Hay varias debilidades en este pensamiento: la primera es que pagar por procesos no generan mejores resultados. Podemos ir a consulta 4 o 5 veces y los problemas de salud no necesariamente son resueltos.

Se paga por muchas cosas, se paga por procesos, por ciclos, se paga por personal, se paga por test, pagas por procedimientos que no necesariamente llevan a un mejor resultado, y eso es importante, porque lo que vemos en todos los sistemas de salud es una gran variabilidad de resultados; la variabilidad es tremenda. De hecho, he visto muchos estudios donde se siguen 300 pacientes con el mismo criterio de admisión a un hospital y los pacientes siguen, generalmente diferentes pasos dentro del centro de salud, ven diferentes personas, diferentes departamentos, se les hacen diferentes estudios y al final, todos pueden ser catalogados dentro de un grupo más o menos homogéneo; es decir, que la variabilidad del tratamiento es tremenda y obviamente hay una variabilidad de resultados.

Esto crea problemas éticos para un país. Por ejemplo en Canadá, donde yo vivo y donde hay un Sistema Nacional de Salud, donde todo el mundo tiene derecho a la salud y la cobertura es 100%, es universal, cuando te pones a ver las estadísticas, si tú vives en unas provincias del este del país, tienes más chance a morir más prematuramente de cáncer, que si vives en una de las provincias en el oeste del país, entonces te preguntas ¿por qué?

La falta de calidad en un sistema de salud es sumamente costosa. ¿Qué pasa cuando la calidad es baja? Tenemos que hacer más tests, hay más complicaciones, la gente pasa más tiempo en el hospital, hay una cantidad de gastos extras que son tremendos y generan sufrimiento al paciente, sino también  los gastos económicos que se vuelven exorbitantes.

La idea de los Sistemas de Salud basados en valor es una idea que plantea una situación diferente donde podemos rediseñar el sistema de salud, rediseñar los incentivos, cómo le pagamos al personal, cómo se paga por tecnología, de manera que los pagos están ligados al resultado; entonces, lo que está siendo más y más evidente es que esta capacidad de mejorar el resultado de salud es lo que realmente hace a los sistemas de salud más sostenibles en el largo plazo, ya que la falta de calidad en un sistema de salud es sumamente costosa.

¿Qué pasa cuando la calidad es baja? Tenemos que hacer más test, hay más complicaciones, la gente pasa más tiempo en el hospital, hay una cantidad de gastos extras que son tremendos, no solamente el sufrimiento personal para el paciente, sino también son los gastos económicos que se vuelven exorbitantes.

Cuando nos enfocamos en un resultado de salud mejor, donde las personas pueden vivir más tiempo independientes, con mejor calidad de vida, con resultados que generan menos complicaciones, vas muchas menos veces a ver al equipo clínico que te está atendiendo, o a las  emergencias de los hospitales y todo esto genera menos gasto. A largo plazo, lo que vemos como consecuencia de estos rediseños del sistema de salud, es que los pacientes tienden a tener una mejor calidad de vida, una mejor capacidad de poder manejar sus condiciones crónicas con las cuales vive y también el personal de salud tiene más capacidad de atender más pacientes, porque son menos complicados y hay una apertura física de poder extender tus programas.

Estos rediseños de salud, me parece que son mucho más exitosos y es a lo que estamos llamando la manera de hacer los Sistemas de Salud Sostenibles a Largo Plazo.

Sistemas de Salud en el mundo

Gabriela Prada: Uno de los países que ha estado avanzado más en la implementación de este modelo, es quizás Holanda. Lo ha hecho de una manera general, hay un compromiso del gobierno hacia Sistemas de Salud Basados en Valor. Yo escuché una vez, al Ministro de Salud de ese país, que dijo que para el año 2025 la mitad del presupuesto de salud de Holanda iba a estar creciendo unido a modelos de Salud Basados en Valor, o sea, ellos tienen eso como filosofía y esta es la manera de como ellos van a comprar salud; claro, en el sistema de Holanda el gobierno ofrece financiamiento a unas entidades y éstas funcionan como un sistema de seguro y que administran los recursos, lo que se traduce que los contratos son basados en resultados, entonces quizás este es el país que lo ha hecho en escala más grande.

Yo creo que cuando uno trata de implementar un cambio tan grande en los sistemas de salud y tan drástico, nos paralizamos y no hacemos nada, porque el cambio es demasiado grande. Yo creo que los cambios tienen mucho más chance cuando son pequeños y nos permiten aprender de la situación y así ir creciendo. Cuando se dice: “vamos a cambiar todo el sistema”, ¿cómo le pagamos a todos los hospitales? y ¿a todos los médicos?, vamos a transformar todo de un día para otro y eso generalmente no funciona. Esos cambios toman décadas, porque hasta que no tengas el plan perfecto y que tengas a todo el personal necesario que apoya el cambio, eso no arranca!!!

Desde mi experiencia, una de las maneras que hemos visto que esto funciona mejor y empieza a progresar poco a poco, es a través de contratos que tienen una validez de 3, 4, 5 años y te da ese tiempo para cambiar un mini espectro del sistema; y lo importante es que cuando tienes éxito en esa parte del sistema, eso trae más éxito, más interés, más personal clínico que quiera unirse, más hospitales que quieren comenzar a emular lo que pasó aquí, entonces como que sigue rodando, se va haciendo una bola de nieve que se va haciendo cada vez más grande. Entonces, yo creo que este modelo de contratos es mucho más sostenible, es mucho más fácil, en vez de cambiar el sistema completo. Vamos viendo dónde se dan las condiciones, en qué poblaciones especiales, para comenzar a experimentar y vamos evaluando el resultado de esas experiencias y haciendo que otras personas conozcan porqué funcionó y se vayan sumando al cambio…. creo que ese modelo es mucho más aplicable….

Las necesidades son las mismas pero no todos los pacientes son los mismos, el personal clínico del hospital no tiene siempre las mismas herramientas, ni las mismas capacidades técnicas, la tecnología que tienes en los hospitales no es exactamente lo mismo, entonces cuando un hospital o una región de salud tienen que evaluar qué es lo que significa valor, ellos definen valor de acuerdo a sus propias necesidades, es bastante único y es bien personal, para ellos.

Mi primer punto es que uno cuando rediseña este tipo de proyectos de Sistemas de Salud Basados en Valor, primero hay que ver cuáles son las necesidades, y en eso el personal clínico y los pacientes tienen que estar involucrados; ellos son los primeros en reconocer, cuáles son las fallas, lo que se puede mejorar y ellos son los que también pueden comenzar a decir…es razonable o nos gustaría vernos en esta posición, movernos del punto “a” hacia el punto “b”, en un período de 3-4 años; son los que pueden entender el tamaño del “Gap” y cómo poder llegar allá, y esto para mí, es lo más importante.

La segunda parte es, vamos a trabajar juntos para ver cómo podemos movernos de “a” hacia “b”; entonces este es un trabajo donde el cambio viene cuando hay la oportunidad de colaborar. Una de las cosas que yo vengo diciendo desde hace tiempo es que los retos de cualquier sistema de salud son tan grandes, que no hay manera de resolverlos unilateralmente; los gobiernos no los pueden resolver solos; el sector privado no los puede resolver solo; para resolver los retos del siglo XXI de los sistemas de salud, tenemos que trabajar en conjunto.

Buscar esas metodologías que nos permitan trabajar en conjunto para empezar a reconocer cuales son los retos más importantes que queremos atacar en un proyecto, cuál es la población que se puede beneficiar, quién tiene que participar en esta solución y qué es lo que podemos hacer juntos; cual es el“Time Frame” (período de tiempo) en el cual nosotros creemos que podemos entregar resultados y cuáles son las medidas que nos van a permitir a nosotros evaluar si hemos tenido éxito o no, eso es todo; estos son los temas fundamentales. Cuando tienes estos 4-5 puntos, puedes establecer las base fundamentales de un proyecto.

Fuente: DCS Studio (Freepick)

Recomendaciones para mujeres que quieran emprender en el sector salud

Gabriela Prada: Hace algunos años yo pensé en comenzar mi propia Startup y desde ese momento, para mí, lo más importante es tener bien claro cuál es el servicio que vas a dar, cuál es el valor. Se pueden generar tecnologías, se pueden generar soluciones, y éstos solamente van a tener valor cuando las personas los utilizan. Tiene que ser algo que la gente esté dispuesta a pagar por ello o que esté dispuesta a usar. Entonces la pregunta siempre es… ¿porqué las personas pagarían o usarían esto?

Esa definición de valor tiene que estar bien clara y cuando está clara, todo viene más fácil. Es mucho más fácil articular a los inversionistas, diciéndoles…. “mira tengo esta idea, este concepto, esto es el valor y ese valor se traduce en tanto comercialmente hablando”. Así se pueden empezar a ver cuáles son los “gaps”, que es lo que se necesita para hacer tu propuesta de valor más fuerte, cuáles son los puntos donde realmente se centra tu oferta, qué es lo que está definiéndote como tal, y yo creo que cuando uno hace esa parte y la tienes bien clara, lo demás fluye.

Lo demás es persistencia, porqué hay que comunicar, comunicar, comunicar, hablar con todo el mundo y asegurarnos que todo el mundo entienda lo que estamos tratando de hacer y tratar de tenerlos dentro de nuestro círculo hasta que las cosas comienzan a fluir.

El mundo de las startups es un mundo bien emocionante porque hay esa adrenalina de que estás creando algo nuevo y siempre es súper emocionante poder llevar algo, poder crear, inventar, motivar, tratar de venderlo, de posicionarlo en el mercado.

Pero también es una experiencia que necesita mucha resiliencia. Vas a tener muchos altos y bajos, y es muy fácil abandonar. Las startup exitosas son de las personas que jamás abandonaron.

Hay que buscar la manera de reinventarte, continuar, continuar y seguirte rodeando de las personas que realmente te pueden ayudar;  ese círculo de éxito que siempre llama más éxito!!!

Fuente: Entrevista a Gabriela Prada por la revista El Hospital (Colombia)

El Diario de la Felicidad

Una de las cosas más importante y que he aprendido en los últimos 20 años, es que yo necesito una burbuja personal, necesito un tiempo para recargarme….

Pasé por una experiencia bien difícil. Hace algunos años una amiga muy cercana, tuvo una enfermedad mental que requirió mucho esfuerzo del grupo de amigas a su alrededor porque ella estaba sola y tuvimos que ayudarla. En ese momento, cuando tienes un trabajo bien exigente, yo ya estaba divorciada, con dos hijas pequeñas, familia fuera que tenías que atender y además esto….llegó un momento que me di cuenta que tenía que cuidar de mí misma, porqué la metáfora que se me hizo evidente, de la situación y de mis amigas también, fue que es como un árbol, si no cuidas las raíces del árbol no vas a tener ramas que le den sombra a otros, o sea, si queremos ayudar a los otros y extender las ramas y protegerlos del sol y de las otras condiciones, el árbol tiene que estar bien fuerte.

Entonces, en los últimos 20 años yo he aprendido a tener ese espacio para mi. Yo le doy 100% a mi trabajo, le doy 100% a mi familia, 100% a mis amigos, pero también necesito yo mi tiempo, y a veces lo que yo necesito es ver a mis amistades, a veces viajar, a veces lo que necesito es tomarme un café, y ese espacio de autorecarga, me parece que es súper importante. Cuando yo hago eso, me recarga las baterías 1000% y le puedo dar a todo el mundo otra vez, de manera que ese espacio para mí es súper, súper importante. Y  también hay que enseñar… a veces uno tiene que educar a la familia en base a las necesidades de uno…

Todo esto es parte del balance, siempre es ensayo y error, como todo. Ese espacio ha significado entender lo que es la felicidad para mí, entender que es lo que me hace feliz, y para mí, la felicidad es importante, es un estado mental que no depende de nadie, sino de mí y reconocer que es lo que me hace feliz, que es lo que me recarga, eso me libera estrés. Entonces me ayuda a balancear un poco la carga diaria que yo tengo.

Yo tengo un Diario de la Felicidad. Hace años lo comencé y es donde anoto las cosas que me hacen feliz, y eso es importante porque con el pasar de los años he aprendido sobre la investigación neuroclínica donde dice que esas “ondas” negativas que tenemos en la cabeza, nacemos con ellas y que significa que el cuerpo humano está hecho para recordar lo malo, mucho más que recordar lo bueno, y esa es la manera de que los seres humanos nos hemos protegido; te acuerdas de lo malo para que no te vuelva a pasar.

Tenemos esa vocación para recordar lo malo y poco para recordar lo bueno. Fue así que yo empecé a escribir las cosas buenas, lo que me gustaba y cómo me hacía sentir; y a veces cuando me siento un poquito “down” , me gusta ver mi lista y ver qué puedo hacer y que tengo al alcance hoy que me va a hacer sentir bien y de verdad que funciona, fotos y así….Es importante!!!

La felicidad es muy personal y son cosas pequeñas. Por ejemplo yo en las tardes necesito un café, como entre 2 y 3 de la tarde, como  para darme la energía el resto del día” y ese espacio que me permite desconectarme, salir de la oficina, tomar el carro, ir a tomarme un café, 10-15 minutos y regresar, es como reoxigenarme… y ahora si puedo dar el 1000%!!!. 

La idea de hacer de mi diario de la felicidad un libro, podría ser dar la estructura a las mujeres y que cada una lleve su propio diario de la felicidad.

Ayudarnos entre mujeres es importante y me encanta lo que ustedes hacen como Visionarias….

«Tenemos esa vocación para recordar lo malo y poco para recordar lo bueno. Fue así que yo empecé a escribir las cosas buenas, lo que me gustaba y cómo me hacía sentir; y a veces cuando me siento un poquito “down” , me gusta ver mi lista y ver qué puedo hacer y que tengo al alcance hoy que me va a hacer sentir bien y de verdad que funciona«.

DRA. BETTINA COLMENARES

Médica Cirujana y gerente de salud con más de dos décadas de experiencia. Especialista en cirugía general, particularmente cirugía laparoscópica y ginecológica y Fellow del American College of Surgeons. Líder en gerencia médica privada en clínicas urbanas con manejo de más de 1000 pacientes al año. Además, con conocimiento y experiencia en el mercado asegurador de medicina privada con énfasis en calidad de los servicios. Experiencia en estrategia para organizar servicios de emergencia en areas de conflicto urbano.

Últimos Artículos

La Sanación es un camino, no un fin

Ir hacia adentro de nuestras emociones y motivaciones, a lo más profundo de nuestro interior, se dice fácil, pero no lo es. En la práctica es una tarea muy dolorosa, sobre todo, si en ese reconocimiento de lo que sentimos y pensamos tenemos que hacer un viaje muy...

leer más

LAURA INGINO

Abogada con más de 30 años de experiencia en el ámbito corporativo. Su trayectoria profesional se ha centrado en la dirección, coordinación y consultoría en los sectores comercial, promoción de inversiones y comercio, gremial y empresarial. 

Ha sido Directora Ejecutiva de la Cámara de Comercio e Industria Venezolano Mexicana (Cavemex) y Coordinadora Comercial de la Cámara de Comercio e Industria Venezolano Americana (Venamcham).

Ha estado también al frente del World Trade Center Association (Caracas). Actualmente es Consultora Empresarial. Laura se encargará de mantener informada a nuestra comunidad sobre ferias comerciales, convenciones, oportunidades de negocios e inversión, etc. Vive en Venezuela.

Laura  lidera el Trade Center de Visionarias

Últimos Artículos

Radiografía Brecha Salarial 2022

Indicadores sobre la desigualdad de Género en el mundo del trabajo: Brechas, Obstáculos, Barreras Brechas de Género: Salarial, Mundial, Política, Económica, Educación y Salud:  La brecha de género en lo Salarial, muestran que las mujeres en todo el mundo ganan...

leer más

Radiografía Femtech

Indicadores del mercado de las FemTech *Mercado: Según Fortune Business Insights, el valor del mercado de las FemTech  para 2019, era 18.700 millones de dólares y se estima que crezca a 60.000 millones de dólares para 2027, a una tasa de crecimiento anual de 15,6%....

leer más

Otros artículos

Otros artículos