Para emprender, más que fortunas se requieren ideas

por | Florencia Tovar, Reporte Especial, Venezuela

Escrito por Florencia Tovar

In

Magdalena De Luca, presidenta de Sybven y directora de Dana y Soluciones Láser, asegura que la región está llena de mujeres tecnólogas excelentes. El problema son las oportunidades y cómo escalarlas dentro de organizaciones que han sido marcadas por hombres. Pero el mundo tecnológico internacional hoy día tiene cientos de mujeres ejecutivas exitosas y en Latinoamérica, independientemente de que somos pocas mujeres en posiciones claves, hay un mundo de especialistas en tecnología muy valiosas que cada día están ganando más espacios por su valor profesional

Hoy en día, no es necesario contar con grandes cantidades de dinero para montar un negocio o un emprendimiento, asegura Magdalena De Luca, quien se convirtió en empresaria prácticamente desde que egresó como Ingeniera de Computación de la Universidad Simón Bolívar en 1979.

En el caso de su primer emprendimiento, que arrancó fuera del país, la inversión era sólo para crear la compañía, para registrarla, “porque éramos una empresa de tecnología que daría servicio a empresas. Y allí lo más complejo era lograr el contrato”.

Con la segunda empresa, Soluciones Láser, fue diferente.

Esta requería inversión en equipos porque estaba orientada al outsourcing de impresión. “Hace 30 años esa empresa fue pionera.

Lo increíble es que logramos arrancar con muy poca inversión. Conseguimos unos equipos usados, nos instalamos en una oficina muy pequeña de 42 metros cuadrados y a los tres meses recuperamos la inversión y ya estábamos comprando equipos nuevos”.

Corporación fue su tercer emprendimiento. Allí una transnacional le ofreció crear la operación y esa fue la primera vez que se le planteó ser empleada, lo cual no estaba en sus planes. En ese caso, logró una negociación según la cual  por cada dólar que la operación generara en ventas ella obtenía acciones de la empresa. Ahí De Luca aportó un primer contrato de 500 mil dólares en ventas, por lo tanto la inversión tanto de la empresa como la de ella estaba basada en ingresos, lo cual la hizo muy interesante.

Luego hay un cuarto emprendimiento, que es Dana Connect, dirigida a organizaciones pymes. “Lo que planteé era hacer crecer esa organización y llevarla al mundo corporativo. Allí invertí en la compra de acciones”.

Agregó que ninguna de sus inversiones han sido fortunas, fueron los mismos negocios los que generaron los recursos.

Lo interesante de estos casos fue crear la empresa, el servicio, los productos. Las inversiones vinieron después. “El crecimiento implicó seguir invirtiendo en todas estas organizaciones, seguir invirtiendo en equipos, en infraestructura y en todo lo demás. He tenido socios en algunos casos, en otros he estado sola. Pero todas las inversiones han dado sus frutos. Todos los emprendimientos están activos, excepto el primero”.

Presencia en 17 países

De Luca es la socia principal dentro de sus compañías pero también cuenta con socios masculinos. El holding de empresas mencionado opera complementándose y ella es quien las une. “Cuando hablo como Sybven podría decirte que soy proveedora para Soluciones Láser y para Dana y los integro en todos los 17 países en los que estamos operando. Entonces lo bueno es que hemos logrado ese ecosistema de nuestras mismas organizaciones prestándonos servicios entre todas”.

Sybven representa el concepto de Innovación tecnológica a través de la oferta de soluciones innovadoras de software, servicios y consultoría, que le permiten a los clientes transformar su negocio, para responder de forma asertiva a las fuerzas cambiantes del mercado, agregando valor a sus operaciones a través de soluciones integradas y máxima colaboración.

Ha abierto oficinas físicas en 8 de los 17 países donde tiene actividad y cuenta con canales de SAP, de Temenos, de Dana, de Kore y de la línea de negocios educación virtual como Blackboard y Open LMS. “No tenemos límites, podemos atender cualquier área de negocios, ya sea banca, seguros, retail, manufactura, educación o gobierno”

Dana está orientada a Customer Communication Management (CCM) e integra todo el sistema de comunicaciones automatizadas, en plataformas de mail, SMS, llamadas de texto a voz, whatsapp, para poder automatizar procesos y para poder comunicarse con los clientes en función del canal que sea preferencial.

Mientras que Soluciones Laser es la empresa de documentos más grande del país. Nació como una imprenta y lleva 30 años en el mercado en las áreas de facturación, cuentas y pólizas. Desde hace 10 años se transformó ese negocio del cual salían más de 3 millones de sobres mensuales y se convirtió en 100% digital.

¿Por qué necesitamos mujeres inversionistas?

MAGDALEN DE LUCA:

Necesitamos mujeres inversionistas porque somos excelentes profesionales, excelentes administradoras y somos visionarias. Medimos los riesgos, en la mayoría de los casos, mejor que los hombres y definitivamente podemos incluso emprender en forma múltiple y reaccionar frente a situaciones de una forma más rápida.

Las profesionales que somos capaces de emprender, de administrar, podemos impulsar los cambios que necesitan, no sólo en las familias sino también en las organizaciones, los países, en la parte de acción social. Todo eso lo podemos hacer. Yo no he tenido ninguna limitación siendo mujer.

Señaló De Luca que en los años que tiene como empresaria, se encontró con temas críticos de cultura. Aunque empezó su primer negocio fuera del país, observa que en Venezuela hubo menos limitaciones, “es un país donde las mujeres tecnólogas hemos tenido espacios maravillosos. Las gerentes generales de empresas de tecnologías en Venezuela han sido mujeres, pero no es así en Latinoamérica.

No es así en Perú, ni en Ecuador ni en Bolivia. Y ahí yo sí me encontré temas como el no ser atendida por presidentes de empresas por ser mujer, por el género. Pero yo soy más fuerte que el odio y siempre he puesto por delante mi experiencia en los proyectos exitosos que hemos tenido  y la verdad es que hoy tengo las puertas abiertas en cualquiera de los países donde estoy operando, desde el más grande hasta el más pequeño con una aceptación altísima y no te niego que la mayoría de los clientes en Latinoamérica son hombres”.

Insiste en que la región está llena de mujeres tecnólogas excelentes. El problema, advierte, son las oportunidades y cómo escalarlas dentro de organizaciones que han sido marcadas por hombres y porque los cargos y posiciones importantes son también ocupados por hombres. “Pero el mundo tecnológico internacional hoy día tiene cientos de mujeres ejecutivas exitosas y en Latinoamérica, independientemente de que somos pocas mujeres en posiciones claves, hay un mundo de especialistas en tecnología muy valiosas, que cada día están ganando más espacios”.

Necesitamos mujeres inversionistas porque somos excelentes profesionales, excelentes administradoras y somos visionarias. Medimos los riesgos, en la mayoría de los casos, mejor que los hombres y definitivamente podemos incluso emprender en forma múltiple y reaccionar frente a situaciones de una forma más rápida

¿Crees que es posible emprender en Venezuela, bajo las actuales circunstancias, cuando no hay acceso al crédito entre otras cosas?

MAGDALEN DE LUCA:

Creo que es más fácil actualmente arrancar un emprendimiento, si tienes una excelente idea lo puedes hacer gracias a las redes sociales. Antes había que tener una oficina, de hecho tenías que tener una marca y había que hacer una inversión importante. Fíjate, tener un banco hace 30 años solo estaba en manos de alguien con mucho dinero.

Hoy día hasta un banco se puede crear a través de una fintech de manera más fácil. Cuando digo más fácil es porque la tecnología es un facilitador de un emprendimiento y en esa tecnología hay mucho costo cero de arranque. Lo más importante hoy en día es la idea, cómo trabajarla y la idea es femenina así que es interesante poder avanzar.

Asimismo, asegura que también es más fácil echar para atrás si el emprendimiento no funcionó, lo que se perdió probablemente no sea mucho pero hubo aprendizaje .

Hoy en día hay muchas organizaciones que no encuentran qué hacer con su estructura, les resultaría más fácil desaparecerla y volver a empezar desde cero. “Las ideas se generan, se analizan, se ven los riesgos. Hoy por hoy hay muchas ideas. Venezuela está llena de emprendimientos muy interesantes, no necesariamente de grandes inversiones. Y hay emprendimientos que se han llevado de Venezuela a otros países”

¿Cómo deben vender las mujeres emprendedoras sus proyectos?

Si el emprendimiento requiere de un financiamiento importante, el mundo está lleno de inversionistas buscando dónde poner su dinero. Las empresas cebras, los unicornios nacieron como emprendimientos que fueron vistos por inversionistas. Que seas mujer u hombre hoy en día no hace una diferencia en cuanto a eso y no hay en el caso de estos inversionistas discriminación de género.

Yo he participado en varias ruedas de negocio y definitivamente siento que hay una apertura global. Si estamos hablando de inversiones locales siento que cualquier proyecto bien sustentado, que tenga forma y donde todos sus indicadores y riesgos sean medibles puede lograr apoyo. Si no sabes cómo hacerlo, tienes que buscar quién te ayude.

¿Cómo afectó la pandemia la actividad de sus empresas: positiva o negativamente?

Todas nuestras empresas crecieron. En Venezuela ya llevábamos todo el proceso de transformación digital avanzado, porque aquí algo que tuvo que acelerarse fue el tema digital porque se acabó lo físico, hasta el efectivo. El resto de los países se mantenían mucho en su zona de confort. Fue genial, porque yo llevaba 3 tres años dando conferencias sobre la transformación digital y por qué hacerlo. Les decíamos a nuestros clientes: Mira que en Venezuela ya venimos del futuro. Y lo digital es lo que nos ha ayudado.

Para nosotros fue una tormenta perfecta, por lo menos para mis organizaciones y para muchas de tecnología porque ahí fue donde el cliente dijo: ahora no tengo forma de seguir esperando, si no lo hago desaparezco y por eso para nosotros el crecimiento fue gigantesco. El año pasado, y en este primer semestre de 2021, llevamos más de 200% de crecimiento porque, además, teníamos las soluciones listas.

Explicó la CEO de Syvben, que en esa compañía el teletrabajo se aplica desde hace más de ocho años, lo que fue difícil porque en esa época nadie quería irse para su casa. “Algo que no habían descubierto muchos clientes es que lo digital era lo que los iba a hacer crecer en el momento y a futuro. Estamos creciendo en todos los países donde operamos porque teníamos las soluciones correctas en el momento correcto y las teníamos listas, probadas y configuradas”.

Red de Mujeres Tecnólogas

Magdalena de Luca es imparable. No solo está al frente de tres grandes empresas de tecnología sino también forma parte de más de 30 organizaciones de emprendimiento en esa área, entre las cuales destacan Unidos en Red y Venezuela sin Límites. “Yo lo llamo la red porque hay movimientos de todo tipo de Pymes, o de mujeres tecnólogas que quieren emprender o ser reconocidas, o que quieren crecer profesionalmente. Lo que estoy haciendo es participar en ese ecosistema para crear una red entre muchas”.

“Eso es parte de lo que quiero devolver a la sociedad. Poder ayudar al mayor nivel de inclusión, no solo es tema de género, sino de más educación, más trabajo, cambiar la forma de ver la vida de tanta gente que hoy tiene vive situaciones muy críticas y tenemos que ayudar. Es parte de lo que veo, todos debemos trabajar en conjunto en el área social”. Por eso su holding empresarial destina 15% de su ingreso a programas sociales que incluyen donación de plataforma y entrenamiento, entre otras cosas.

Afirmó que recientemente participó en un evento en México, donde la lucha por el crecimiento profesional de la mujer es muy grande, y las ofertas de trabajo explícitamente dicen que no aplican para mujeres.

 “Estoy tratando es de unir todas las iniciativas que hay y ponerlas en contacto para que de países distintos, de culturas distintas, de trabajo en conjunto podamos lograr algunas ideas que ayuden a más mujeres a estar dentro de este gran ecosistema que se llama TIC, tecnología digital, transformación, incluso llegando a más niveles”.

Asimismo agregó que la tecnología se ha transformado también, aquí ya no solo son los desarrolladores de programas o las desarrolladoras de programas las que deben trabajar en las TIC. También en el área de marketing, en el área de operaciones, en el área de talento humano hay muchos procesos que son tocados por la tecnología. “Entonces cuando hablamos de TIC no es el programador. Nosotros estamos desarrollando BOTS, que son humanoides que traen información para atender clientes, empleados y detrás de todo esto hay personas”.

Como ejemplo de ello aseguró que una de las cosas que están haciendo es trabajar con empresas de seguros que, a través de figuras de Bots, están vendiendo sus pólizas sin prácticamente ninguna intervención humana y si la hay es porque surge una pregunta que no fue configurada. Detrás de todo esto hay personas diseñando flujos de comunicaciones.

No es resilencia, es acción

Aunque suene increíble, Magdalena De Luca asegura que el desarrollo país digital es altísimo. Y quizá esto tiene que ver con haber tenido que enfrentar grandes retos, como las reconversiones monetarias, y otras exigencias que se están haciendo a las empresas.

De pronto tú eres un banco y a partir de tal fecha te exigen prestar determinado servicio para tus clientes. Y todos esos productos son digitales y los estamos desarrollando los empresarios de TIC venezolanos. Y lo interesante es que, por ejemplo, se pudo desarrollar una billetera donde todos los bancos se pudieron montar en mes y medio. Y de allí en adelante han surgido muchos cambios en este país donde el papel, incluyendo el papel moneda, se está usando muy poco. Aquí hay  por lo menos 7 monedas distintas, incluyendo las cripto que no se ven en los demás países de la región.

Destacó que luego del apagón nacional de 2019 que duró unos 14 días, donde además tampoco había internet ni agua, la mayoría de las organizaciones y las familias tuvieron que buscar en la contingencia de las contingencias.

A partir de allí, las organizaciones cuentan con más de un proveedor de tecnología y la mayoría de los servicios digitales se montan en aplicaciones móviles. El tema de datos es muy importante porque para trabajar en cualquier área es necesario contar con datos. A pesar de estas limitaciones, todos los canales se han habilitado. “El que no tiene datos tiene SMS y nosotros en todas las soluciones que estamos trabajando estamos integrando todas las opciones de comunicaciones que están disponibles en el país”.

“En Venezuela somos los reyes de si pasa esto hacemos lo otro. No es resiliencia, es acción. Por primera vez en mucho tiempo el mundo se vio afectado por un factor externo para lo cual nadie estaba preparado. Ahí no hubo resiliencia, ahí tuvo que haber acción. El venezolano no es resiliente, es guerrero”.

“En Venezuela somos los reyes de si pasa esto hacemos lo otro. No es resiliencia, es acción. Por primera vez en mucho tiempo el mundo se vio afectado por un factor externo para lo cual nadie estaba preparado. Ahí no hubo resiliencia, ahí tuvo que haber acción. El venezolano no es resiliente, es guerrero”.

FLORENCIA TOVAR

Comunicadora Social y Especialista en Desarrollo Organizacional. Fue Gerente de Comunicaciones en la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria) durante 15 años, reportera de la fuente económica de los diarios venezolanos El Nacional y Diario de Caracas. Jefe de Información, Redacción y Directora encargada de Economía Hoy y Jefe de Redacción de la revista de Marketing y Publicidad, Producto. Actualmente es asesora comunicacional para líderes empresariales y asociaciones gremiales venezolanas, especialmente del área de economía y negocios.

Últimos Artículos

Otros artículos

Otros artículos